EL IDILIO ENTRE TEXAS Y TORONTO

José Bautista sufre un pelotazo y luego un derechazo

El jugador de Toronto se vengó de la base por golpe con una salvaje barrida en segunda que el venezolano de Texas, Rougned Odor, se cobró como boxeador.

Esto no fue de ayer. Los Rangers de Texas guardaron para el final el momento para desquitarse del famoso –o infame, según el punto de vista—bat flip de José Bautista en los Playoffs de octubre pasado.

El diamante del Globe Life Park de Arlington se convirtió en un ring de box en el que Bautista perdió por decisión unánime una pelea que no tuvo intención de evitar.

Con los Rangers arriba en la pizarra y tras abrir la parte alta de la octava entrada con un pelotazo del pitcher de Texas Matt Bush, Bautista llegó a primera base y dos turnos mas tarde, Edwin Encarnación pegó una rola a tercera base y ahí se perdió la cordura.

En una clara falta a la nueva regla para barrerse en segunda base, Bautista, molesto por el pelotazo que había sufrido, comenzó su barrida sobre la almohadilla y se lanzó sobre la pierna derecha del pelotero venezolano de los Rangers Rougned Odor, quien tras hacer un mal tiro a primera por la acción, encaró a Bautista.

Tras un fugaz intercambio de palabras, Odor empujó a Bautista, quien se lanzó sobre su rival, pero Odor no perdió ni un instante y le soltó un derechazo a la mandíbula que le tiró los lentes oscuros y la gorra al toletero dominicano de Toronto y que sería la envidia de cualquier boxeador.

Todo quedaba entre latinos cuando Adrián Beltré, dominicano y tercera base de Texas, contuvo a Bautista mientras otros compañeros retenían a Odor, pero entonces llegó Josh Donaldson, antesalista de los Azulejos, para lanzarse en contra de Odor.

Varias peleas se desataron detrás de la segunda almohadilla y luego de varios segundos se disiparon, pero entre dimes y diretes, los equipos tardaron alrededor de ocho minutos en volver a sus dugouts.

Una vez que los ampáyers restablecieron el orden, expulsaron a Bautista y a Donaldson por Toronto y a Odor y al coach de banca Steve Beuchele, de Texas.

Si los Rangers esperaron a ese preciso momento para vengarse del bat flip que Bautista les propinó tras conectar aquél jonrón de tres carreras con el que Toronto venció a Texas en la Serie Divisional, realmente intentaron enmascarar su revancha al mandar a Bush, quien apenas saltó a la loma en su segundo juego en las Mayores, a golpear a Bautista, quien representaba la carrera del empate, pues Texas estaba arriba 7-6 en la octava entrada.

“Cobardes”, dijo Bautista sobre el hecho de que Texas esperara hasta su último turno al bat en la serie ante los Rangers en 2016 para tirarle el pelotazo.

“Jugamos siete partidos (ante Texas esta temporada). Los otros 29 equipos, si tienen algún problema contigo, lo resuelven a la primera oportunidad que tienen”, agregó el manager de Toronto, Joe Gibbons.

Las cosas no pararon ahí, pues para abrir la parte baja del octavo episodio, Prince Fielder fue a la caja de bateo y recibió un pelotazo en la pierna derecha del lanzador Jesse Chávez, quien fue expulsado junto con el coach de banca de Toronto, DeMario Hale.

Los dugouts se volvieron a vaciar, pero el manager de Texas, Jeff Bannister, contuvo a todo su equipo con tono enérgico para evitar más expulsiones.

Por cierto, Texas logró mantener su ventaja para llevarse el triunfo por 7-6 con cuatro carreras remolcadas de Ian Desmond, tres de ellas en un jonrón en el séptimo inning que enfiló a los texanos al triunfo.