Competición
  • Clasificación Eurocopa

SERPENTINAS LETALES

El nombre del juego en Chicago es sencillo: pitcheo

Las serpentinas de las rotaciones de Cachorros y Medias Blancas son la causa de que estas novenas sean líderes de sus divisiones tras un mes.

El nombre del juego en Chicago es sencillo: pitcheo
Justin Berl AFP

Pararse en la caja de bateo y ver en el montículo a un lanzador con el uniforme de los Cachorros o de los Medias Blancas puede, y ha resultado, ser frustrante.

Con un mes recorrido en la temporada regular, es evidente que la clave que tiene a las dos novenas de Chicago en los cuernos de la luna de las Grandes Ligas es el pitcheo, con un desempeño dominante de ambas rotaciones.

De entrada, hasta la jornada de ayer, las serpentinas de estas novenas están entre las tres que tienen el promedio de bateo rival más bajo en las Mayores. Cachorros es líder en esa categoría con porcentaje de .201, mientras que los patipálidos ocupan el tercer sitio con .225.

Como suele suceder cuando se habla bien de alguien, justo anoche, los Medias Blancas permitieron cinco carreras en su derrota anoche ante Boston, por lo que su porcentaje de bateo rival se elevó en lo que parece ser sólo un trastabilleo de su pitcheo.

El dominio en la loma de ambos staff de lanzadores se refleja también en su efectividad, categoría en la que ocupan los mismos puestos, con los Cachorros en primer sitio con 2.32 y Medias Blancas con 2.67 en el tercer puesto.

Encontrarle la pelota a Jake Arrieta, Chris Sale o a José Quintana por mencionar a los pitchers más dominantes de estas rotaciones es difícil y mucho más resulta rondar las bases hasta home, lo que se refleja también en las blanqueadas que suman Cachorros (4) y Medias Blancas (5).

Y si no blanquean, permiten pocos timbrazos en la pizarra, renglón en el que los Cachorros han permitido dos o menos carreras en 17 juegos, ganando 16 de ellos, mientras que los patipálidos han ganado 13 de 14 encuentros en los que sus rivales han llegado a home un par de ocasiones o menos.

Simplemente, Jake Arrieta (0.84), Jon Lester (1.58) y Jason Hammel (1.24) con los Cachorros, y José Quintana (1.40), Chris Sale (1.66); y Mat Latos (1.84) han sido intransitables con su respectiva efectividad.

De hecho, Cachorros y Medias Blancas tienen las únicas rotaciones con tres lanzadores con efectividad por debajo de 2.50 en las Mayores. Washington y Dodgers tienen dos cada uno.

Es en cómo se aprovecha el dominante pitcheo donde hay una marcada diferencia entre las novenas de Chicago.

Mientras los Cachorros tienen el mayor número de carreras anotadas en las Mayores con 159, los Medias Blancas están en el lugar 18 con 106 rayitas.

El promedio de bateo de los Cachorros es mejor que el de sus vecinos con un porcentaje de .258 (décimos en Grandes Ligas) por un .242 de los patipálidos (19 en el ranking).