CESTA PUNTA

Red Bull ficha a Iñaki Osa para dar un impulso a la cesta punta

El vasco, seis veces campeón del mundo, triunfó durante 18 años en el jai alai de EE UU. Ahora, regresa al País Vasco para seguir con su carrera.

Aunque el COE se apunta la plata de Pedro Pidal en tiro de pichón en París 1900 como la primera medalla olímpica en la historia de España, el COI no la reconoce. El honor corresponde al oro en aquellos Juegos de los pelotaris Francisco Villota y José de Amézola... pese a que sus rivales en la final de cesta punta, los franceses Durquetty y Etchegaray, no se presentaron. La cesta punta o jai alai entró como deporte de exhibición en París 1924, en México 1968 y en Barcelona 1992, siempre con triunfos españoles.

Ya fue imagen de Loewe

En 2014, Iñaki Osa Goikoetxea fue elegido para promocionar la colección de perfumes Loewe Sport. Compartió anuncio con Javier Hernanz, múltiple medallista europeo y mundial en piragüismo; Arturo Gracia, campeón de España en tiro con arco; y Jordi Bargalló, jugador de hockey patines y pilar de la Selección, reina de Europa y del mundo.

En 2016, y pese a una enorme expansión a principios y mediados del siglo XX en nuestro país, Francia, Filipinas o EE UU, la cesta punta se ha visto casi reducida al País Vasco, Navarra, Cuba y Florida. Iñaki Osa Goikoetxea, natural de Zumaia, ha fichado por Red Bull en un intento de relanzar su disciplina: “El apoyo de una marca tan grande puede significar un paso importante. No obstante, habría que rehabilitar muchísimos frontones, plantear más torneos, tipo open o eventos puntuables, o potenciar la producción de la televisión. Disponemos de un producto espectacular. Por ejemplo, unas cámaras onboard en cascos o cestas se convertirían en un avance”.

El jai alai es el deporte de contacto con una pelota más rápido tras el golf. “El récord de velocidad quedó fijado en 185 millas por hora, más de 300 kilómetros por hora”, apunta Osa Goikoetxea. Él juega de delantero: “Considero que tengo mucha pegada, pero me gusta rematar el tanto cuando toca”. Comenzó a practicar con siete años en el frontón y en la escuela de su localidad, animado por sus hermanos mayores, y pronto se buscó la vida en el extranjero: “No quería dedicarme a otra cosa. Me curtí en aficionados y a los 16 me marché a Milán seis meses. A la vuelta, en 1997, me mudé a Estados Unidos. Primero, a Newport; luego, a Orlando; y por último, a Miami, donde me asenté desde 2002. Aunque siempre regresaba a pasar los veranos al País Vasco”.

Aficionado al surf y a la bicicleta de montaña, puso en 2015 punto final a su aventura en EE UU: “Con el cambio de empresa y las condiciones que me ofrecían, con un recorte de cerca del 70% en el contrato, decidí volver a casa”. Sin embargo, se muestra orgulloso de su periplo norteamericano: “Emigrar a Cuba, Filipinas o EE UU suponía la meta de todo jugador de cesta punta. Si no, no te sentías realizado como pelotari”. A punto de cumplir 36 años, padre de dos criaturas y campeón mundial en seis ocasiones, Iñaki negocia ahora su incorporación al Jai Alai World Tour, que arrancará en junio. Y competirá con el logotipo de Red Bull en su casco y en su txistera.