Competición
  • LaLiga Santander
  • LaLiga SmartBank
  • Liga Endesa ACB
  • Premier League
  • Serie A
  • Bundesliga
  • Ligue 1
  • Liga Holandesa
LaLiga Santander
LaLiga SmartBank
Lugo Lugo LUG

-

Huesca Huesca HUE

-

Liga Endesa ACB
Casademont Zaragoza ZAR

-

Retabet Bilbao BLB

-

Morabanc Andorra AND

-

San Pablo Burgos BUR

-

Joventut Badalona JOV

-

Movistar Estudiantes EST

-

Serie A
Liga Holandesa
Waalwijk Waalwijk WAA

-

Ajax Ajax AA

-

AZ Alkmaar AZ Alkmaar AZ

-

Heerenveen Heerenveen HEE

-

Twente Twente TWE

-

Willem II Willem II WII

-

VVV-Venlo VVV-Venlo VVV

-

Vitesse Vitesse VIT

-

Utrecht Utrecht UTR

-

PSV PSV PSV

-

HISTORIA

La leyenda de Jackie Robinson sigue muy presente en la MLB

Todo el mundo del deporte y, en especial, el béisbol celebró el aniversario del debut del jugador del Brooklyn Dodgers, que ocurrió en 1947.

La leyenda de Jackie Robinson sigue muy presente en la MLB

El día 15 de abril tiene un significado muy especial en Estados Unidos y, por extensión, en todo el mundo del deporte. Tal como día como el de ayer, Jackie Robinson se convertía en 1947 en el primer jugador negro en actuar en las Grandes Ligas de béisbol, un deporte que mantenía una incomprensible segregación racial y, que a partir de ese instante, hizo que los cimientos del deporte cambiaran para siempre.

Como suele ocurrir, un hito histórico como aquel no fue un camino de vino y rosas. Todo lo contrario, ya que demasiadas instancias eran contrarias a que los negros participaran en el deporte y ellos se debían de contentar con jugar en su propia liga, conocida como la “Negro League”.

Sin embargo, tuvo que ser un visionario como Branch Rickey, manager general de los Brooklyn Dodgers, quien en su misión de aspirar a ganar las Series Mundiales por medio de un equipo más competitivo y que le permitiera al mismo tiempo vender más entradas, hizo una apuesta arriesgada por alguien que no sólo tuviera las condiciones necesarias para hacerse con un puesto en el equipo sino que tuvieras las agallas y fuera capaz de no responder ante las amenazas, el abuso verbal que fuera a recibir. El elegido fue Jackie Robinson.

Tan complicado fue el asunto y sus ramificaciones llegan hasta hoy en día. De hecho, hace no demasiado los Philadelphia Phillies pidieron disculpas de forma oficial por el comportamiento del equipo y, más concretamente de su técnico Ben Chapman, un racista despreciable que protagonizó una de las mayores ignominias de la historia del deporte.

La icónica foto de la 'reconciliación' entre Jackie Robinson y el técnico de los Phillies, Ben Chapman.

Para tener una visión global de lo que supuso y su camino hasta obtener la respetabilidad, os animo a ver la película 42, dirigida en 2013 por Brian Helgeland. Más allá de las soberbias interpretaciones de Chadwick Boseman como Jackie Robinson y un irreconocible Harrison Ford como Branch Rickey, reproduce con bastante fiabilidad el tortuoso recorrido que tuvo que asumir tanto el jugador y el ser humano.

El impacto de Jackie Robinson en el deporte es total. Sin él, las oportunidades que se abrieron acabó con una injusticia que duraba demasiado tiempo. Sin él, jugadores como Hank Aaron, Ken Griffey Jr. o Barry Bonds en la MLB no habrían tenido su oportunidad o hubieran tenido que esperar a que se les presentara. Sin él, Michael Jordan, Magic Johnson, Lebron James, Kobe Bryant o Stephen Curry no habrían brillado en la NBA. Sin él, los Jerry Rice, Emmit Smith u otros afroamericanos no habrían podido competir justamente, como iguales.

Con él, todo fue distinto.

Por él y gracias a él, todos somos el número 42.