SINCRONIZADA

"Todo el mundo quiere volver a ver a Gemma Mengual"

Ana Montero, directora técnica de la RFEN, habla de la expectación que genera el dúo español formado por Carbonell y la veterana nadadora.

"Todo el mundo quiere volver a ver a Gemma Mengual"
DIARIO AS

La sincronizada mundial y el deporte español miran desde hoy y hasta el domingo lo que ocurra en la piscina olímpica de Río de Janeiro. Allí, en aguas de 30 grados por el sofocante calor y con amenaza de lluvias torrenciales, competirá una madre de dos hijos que vuelve a la primera línea siete años después. Gemma Mengual, que el 12 de abril cumplirá los mismos años que medallas internacionales posee (39), intentará junto a Ona Carbonell pasar el trámite de clasificar al dúo para la cita olímpica. 

Entrenamiento en Río.

Su regreso ha levantado mucha expectación. “Todo el mundo nos dice que está deseando verla. La gente quiere disfrutar y animarla. Le tienen mucho cariño. Se nota en el ambiente algo especial”, comenta Ana Montero, directora técnica. Por esa aureola volvió la catalana, para intentar rescatar a un dúo que había bajado el nivel. “Tiene un talento especial y una manera de bailar en el agua única. El resto de parejas de Ona no tenía esa capacidad de sorpresa”, resume Montero.

Los rivales se interesan por Mengual. “La entrenadora de Estados Unidos nos decía que por cosas como esta sigue viniendo a las competiciones”, remarca Montero, quien relata el esfuerzo que ha derrochado la nadadora para volver a ponerse en forma. “Parece que no pasen los años para ella. Tiene tableta de chocolate y muchas entrenadoras nos dicen que la ven mejor. Gemma ha tenido que adaptarse a la nueva normativa, a las figuras, y Ona le ha ayudado”. Hasta once dúos lograrán el billete, por lo que el objetivo de España será “utilizar la competición como un simulacro para ver el feedback de los jueces”.

Pero la gran tarea española no está en el dúo, sino en el equipo, la clasificación más difícil del Preolímpico. Sólo tres selecciones lograrán la plaza, y ante las chicas de Esther Jaumà y Montero estarán Ucrania (dirigida por Anna Tarrés) y Japón, por encima en el Mundial de Kazán. “Llevamos una semana aquí y eso puede ser una ayuda. Creo que todos los países partimos de cero”, comenta Montero. Tanto en dúo como en equipo se suman las rutinas libres y técnicas para lograr la puntuación. Al margen del pase, el torneo es un test para ver qué opciones de medalla olímpica tendrá España.

El equipo lleva desde el 24 de febrero en Río. “Los primeros días nos daba respeto el zika y nos poníamos protección. Ahora, apenas la utilizamos. Estamos muy tranquilas”, relata Montero, quien destaca de la piscina que “es pequeña, normal que se agotaran rápido las entradas”. “Estamos cerca de la Villa Olímpica y hay muchas obras. En las calles no se habla aún de los Juegos, y ya hemos comprobado el ritmo caribeño de los voluntarios”, bromea la directora técnica, optimista en este campeonato.