NATACIÓN

Mireia Belmonte, entre tiburones: "No tengo miedo a nadie"

La badalonesa viaja mañana a Amsterdam a “acercarse a las mínimas olímpicas”. Tiene claro el reto de este curso. “Solo hay un objetivo y hay que ir a muerte”.

0
Mireia Belmonte, entre tiburones: "No tengo miedo a nadie"
CARLOS MIRA CARLOS MIRA

Una feliz Mireia Belmonte, ya normalizada de sus entrenamientos y de la competición después del Nacional de Gijón, nadó entre tiburones. Reclamo de un acto publicitario, protagonizó un anuncio en el Aquarium de Barcelona con un mensaje rotundo. “Este año no tengo miedo a enfrentarme a nadie. Hay que ir a muerte y el objetivo es claro. Haré todo lo posible para dejar los miedos atrás. Es igual de peligroso un tiburón que mis rivales”, bromeó.

Lo cierto es que la preparación de la nadadora de la UCAM va mejor de lo que se preveía cuando “miré por televisión el Mundial el pasado verano, algo que nunca me había pasado”. Desde el viernes al domingo, en la Amsterdam Swin Cup, la badalonesa dará un paso más en su preparación olímpica, en su primera competición en piscina de 50 metros. “Estoy en fase de carga, pero estaría bien acercarse a las mínimas y tantear cómo me encuentro y cómo estoy con respecto a los demás”.

Eso espera Mireia, inscrita en nueve pruebas, quien pasó balance nuevamente de esos problemas en el hombro: “No están olvidados del todo, tengo molestias pero son normales. Estoy más fuerte, más delgada y si juntamos todo eso la fórmula es buena”. Como aseguró a AS la semana pasada, ahora el trabajo de fisioterapia es más completo. “Trabajo dos veces por semana y mi fisio me dice que todo va bien y que está encaminado. Queda seguir trabajando y hacer descargas más a menudo. Siempre hice los mismos ejercicios que mis compañeros, nunca modifiqué nada, y eso es bueno a nivel mental”.

Mireia encuentra una motivación más el gran campeonato de Europa que hizo la húngara Katinka Hosszu, que se colgó seis oros y una plata, además de pulverizar el récord del mundo de los 400 estilos en poder de la española desde 2014. “Es bonito porque las marcas están para batirlas. La competitividad sube y es un aliciente para entrenar más duro. Vi gente muy preparada”. Y avanzó parte de su preparación hasta el Nacional de Sabadell, clasificatorio para los Juegos, en marzo de 2016: “Estaremos en Pretoria (Sudáfrica) en enero, bajaremos y competiremos en Luxemburgo, luego Sierra Nevada en el mes de febrero y ya nornalizaremos entrenamientos hasta el Open”.

Por último, una Mireia que se ve más rápida (“en Gijón fue veloz, con mis mejores marcas en los relevos en 50 y 100 mariposa”), confirmó que sigue en su cabeza probar de nadar la prueba de 10 kilómetros aguas abiertas en los Juegos Olímpicos de Río. “Será complicado porque solo hay diez plazas, pero lo intentaré”.