NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MUNDIALES DE KAZÁN | NATACIÓN

Le Clos reacciona al regreso de Phelps en los 100 mariposa

El sudafricano realiza la mejor marca con bañador textil y se lleva el oro. Sjöstrom, Manaudou, Seebhom y EE UU con Franklin a la cabeza, ganadores de la jornada.

Chad Le Clos.
Alberto EstévezEFE

La sueca Sarah Sjöstrom se confirma como la reina de la mariposa en estos Mundiales de Kazán. Después de colgarse el oro y batir por dos veces el récord del mundo en los 100, ahora también repite metal en el 50, cosecha que sumada a la plata del 100 libre la convierten en una de las velocistas favoritas a ganar más medallas en los Juegos de Río. Dominó la prueba rápida con maestría. Encabezó la prueba desde que emergió del subacuático y fue la única nadadora en bajas de 25 segundos (24.96), récord de los Campeonatos. La plata fue para la danesa Jeanette Ottesen (25.34) y el bronce para la china Ying Lu (25.37), quien estableció un nuevo récord de Asia. La egipcia Farida Osman también batió la plusmarca de su continente (25.78).

En los 50 metros prima sobre todo la estatura. Y si no que se lo pregunten a Florent Manaudou, que venció en los 50 libre y se apunta su segundo oro tras lograrlo en los 50 mariposa. El tiempo del francés (21.19) fue muy superior al de sus perseguidores. La plata se la colgó el estadounidense Nathan Adrian (21.52) y el bronce fue para el brasileño Bruno Fratus (21.55). El ídolo local Vladimir Morozov ha finalizado cuarto a solo una centésima del bronce (21.56).

Más espectacular e igualada fue la final de los 200 espalda femeninos. El trío central se disputaba las medallas. En la calle 3, la estadounidense Missy Franklin, quien dominó del 50 al 150 y estuvo a punto de ganar, aunque finalmente se conformó con la plata (2:06.34). Katinka Hosszu, por la calle 4, estuvo siempre rezagada, tercera de principio a fin, y se quedó con el bronce (2:06.84). Y, la ganadora, la australiana Emily Seebohm, quien ya había ganado los 100 y quien fue cuarta en los 50. El último largo fue meteórico, con su estilo de nada elegante y veloz (2:05.81). En esos 50 metros marcó el parcial más rápido de toda la final (31.14), superando en un segundo y medio a sus rivales.

Con Michael Phelps en plena forma en el Campeonato Nacional estadounidense, tenía mucho interés la carrera de los 100 mariposa. No pudo contestar Chad le Clos con más ímpetu que ganando el oro con la segunda mejor marca en bañador textil (50.56). Los últimos metros del sudafricano fueron letales para imponerse al húngaro Laszlo Cseh (50.87). El bronce fue histórico. Se lo llevó Joseph Isaac Schooling, de Singapur, quien hizo una marca de 50.96 y se convirtió en el primer nadador del país asiático en conseguir una medalla. El entrenador de este país es el medallista español en Seúl-88 Sergi López, quien lleva ya varios años trabajando para Singapur.

La última final de la penúltima tarde en el Kazán Arena fueron los relevos 4x100 libre mixtos. Estados Unidos, en una magnífica última posta de Missy Franklin, se colgaron el oro y se resarcieron en unos campeonatos en los que Ledecky y sus cinco oros les están salvando de obtener unos mediocres resultados (3:23.05, récord del mundo). Holanda fue segunda (3:23.10) y Canadá tercera (3:23.59).