Australia destrona a los All Blacks (27-19) y se lleva el Championship

RUGBY

Australia destrona a los All Blacks (27-19) y se lleva el Championship

Australia destrona a los All Blacks (27-19) y se lleva el Championship

DAVID GRAY

Heroico segundo tiempo de los Wallabies. El medio melé White resolvió con 10 puntos en sólo 4 minutos. Nueva Zelanda pudo decantar el partido a su favor antes del descanso.

Hay Mundial. La victoria de Australia (27-19) sobre Nueva Zelanda en la última jornada del recortado Championship 2015 le dio el torneo del Hemisferio Sur a los Wallabies y recordó al resto del planeta que aunque los All Blacks siguen siendo los grandes favoritos, estos no son invencibles.

El combinado de Cheika firmó un gran segundo tiempo, valiente, de tú a tú ante los de negro. Fue un duelo igualado que Nueva Zelanda debió resolver antes del descanso y que acabó resolviéndose cuando el medio melé suplente White reventó el partido en apenas cuatro minutos para Australia. Pateó un golpe de castigo desde el centro del campo y se inventó a continuación un ensayo colándose entre las fauces de Read y Taylor, algo impensable para la mayoría de los mortales. La Australiade Cheika es otra, ha mejorado a las anteriores, y tiene motivos para ilusionarse. Pero Nueva Zelanda será la favorita en un Mundial que arranca que prácticamente un mes. Allí estarán Inglaterra, Irlanda, la propia Australia... y hasta Sudáfrica. Todas esperando un día malo de los All Blacks para apearles del camino al título.

Porque Nueva Zelanda sigue siendo mejor. Aún no se sabe bien por qué dejaron con vida a Australia en la primera mitad. Dominaron cómodamente, evitaron la presión inicial de los Wallabies y se marcharon al descanso con un pírrico (3-6) gracias a dos golpes de castigo de Carter. Entre medias algún ensayo que se escapó por el camino, demasiados avants por ambas partes (Sonny Bill y Mumm tuvieron dos claros) y grandes defensas. 

El partido enloqueció en la segunda mitad. La amarilla de Aaron Smith propició que Kepu firmara el primer ensayo del partido y pusiera, por primera vez, a Australia por delante. De ahí en adelante fue un intercambio. Carter redujo diferencias de nuevo y aunque los Wallabies eran valientes, más de lo habitual para ser un rival de Nueva Zelanda, el debutante Milner-Skudder dejó su sello con dos ensayos. Entre medias uno de Ashley Cooper tras un pase maravilloso con el pie de Toomua. Y es que los cambios dieron un giro al partido... a favor de Australia. La entrada del medio melé suplente White fue decisiva. Pidió un pateo desde el centro del campo, que pasó, y luego se inventó un ensayo rompiendo la siempre casi infranqueable línea defensiva kiwi. Con ese 27-19 se llegó al final. Australia ganó el partido, el Championship... y abrió los corazones del planeta rugby. Nueva Zelanda no es invencible. Aún así, si tienen que apostar, el negro es el color a tener en cuenta en el próximo Mundial que se avecina.

0 Comentarios

Normas Mostrar