NATACIÓN

Badalona reconoce a Mireia: "Mi patria es mi infancia"

La ciudad nombró a la nadadora hija predilecta y se volvó en un emotivo homenaje a Mireia Belmonte, que se emocionó durante el acto.

0
Badalona reconoce a Mireia: "Mi patria es mi infancia"
RODOLFO MOLINA DIARIO AS

Mireia Belmonte nunca tuvo el placer de conocer a Salvador Serrentill, farmacéutico y alcalde de Badalona de 1940 a 1945. Pero desde anoche comparte con él un galardón: ser hija predilecta de la ciudad. En un acto emotivo, la nadadora de 24 años vivió una de sus tardes más mágicas fuera de las piscinas, como es recibir el reconocimiento unánime de su gente. “Es difícil describir el sentimiento. Esta es la ciudad que me vio crecer y me formó personal y deportivamente. Es mi ciudad. Mis palabras nacen del fondo de mi corazón. Soy muy feliz por esta generosidad. Mi patria es mi infancia. Me vienen a la mente muchos recuerdos”, comentó la nadadora.

Nadie se lo quiso perder. “Los homenajes en casa son los más especiales”, le dijo Rafa Nadal por vídeo. “Estamos muy orgullosos de ti. Tus éxitos los disfrutamos todos los españoles”, le explicó Iker Casillas, a lo que Gerard Piqué añadió: “Eres un ejemplo para todos los niños que empiezan. Te queda aún mucho por recorrer”. Gemma Mengual, Ona Carbonell, Marc Márquez, Ricky Rubio, Marc Gasol o Jenni Pareja participaron también.

Alejandro Blanco, presidente del COE; Fernando Carpena, presidente de la RFEN; o Iván Tibau, secretari d’Esport de la Generalitat aportaron la presencia institucional, al margen del alcalde de la ciudad, Xavier García Albiol. “Es imposible resumir todo lo que representas. Me quedo con tu talento. Eres la mejor embajadora. Trabajas las 24 horas del día y tienes disciplina. Probablemente eres la más grande. Has pasado tus sueños a la realidad. La excelencia es un hábito y tú eres una campeona en todo”, proclamó Blanco.

La ciudad también se implicó en el homenaje. “Mireia es más rápida que un barco”, decía uno de los niños del CN Badalona, quienes ahora se lanzan al agua pensando en ser algún día como aquella niña que hace 20 años empezó a nadar en ese mismo lugar. También hablaron los alumnos del colegio Asunción, donde estudió de niña. “Nos dicen que eras tímida y que llorabas mucho”, comentaba un niño: “Pero eres la mejor”, añadió.

“Gracias a mi familia. Este día nunca lo olvidaré”, finalizó una emocionada Mireia, que reconoció que “me costó contener las lágrimas”. La nadadora ya es historia de su ciudad.