Sergio no culmina la remontada y McIlroy gana su tercer grande

PERFORM

GOLF | BRITISH OPEN

Sergio no culmina la remontada y McIlroy gana su tercer grande

El español fue segundo, igualado con Rickie Fowler. El padre del golfista norirlandés podría cobrar más de 200.000 euros por una apuesta.

Sergio García salió a los últimos 18 hoyos del British Open con una misión imposible: remontar siete golpes a Rory McIlroy, que a la postre sería el ganador. Y desde el tee del 1 del Royal Liverpool se puso manos a la obra. Con firmeza. En los cinco primeros hoyos ya llevaba tres birdies y el sueño del primer Open español en 26 años (el último lo ganó Seve en 1988) no parecía una utopía. McIlroy, además, se liaba con un par de bogeys, aunque todavía era grande el margen del norirlandés, que volvía a ganar confianza con un birdie en el 9.

Clasificación

1. Rory McIlroy (IrN), -17

2. Sergio García (Esp), -15

-. Rickie Fowler (EE UU), -15

4. Jim Furyk (EE UU), -13

5. Marc Leishman (Aus), -12

-. Adam Scott (Aus), -12

7. Charl Schwartzel (RSa), -11

-. Edoardo Molinari (Ita), -11

9. Shane Lowry (Irl), -10

-. Graeme McDowell (IrN), -10

-. Victor Dubuisson (Fra), -10

Sergio llegó a cuatro a la segunda parte del costero recorrido de Hoylake, y el de Borriol volvía a poner picante al desequilibrado duelo con un brillante eagle en el 10. Su juego estaba finísimo. Rory se quitaba los nervios con birdie en el mismo hoyo. Después Sergio tuvo un golpe de fortuna después de que una bola chocase con una grada. Pero el karma se la devolvió cuando la bola se le quedó atrancada en el talud del búnker del 15. Ahí ya McIlroy, que iba un partido por detrás, respiró. En sus manos estaba virtualmente la Jarra de Clarete. En el 18, con -17 en su tarjeta, se abrazó a su madre. Su padre cobrará la apuesta que hizo hace diez años de más de 200.000 euros: entonces apostó que su hijo estaría entre los cinco primeros del British Open con 25 años (se pagaba 500 a 1).

McIlroy conquista así su tercer grande con un cuarto de siglo de vida (tiene US Open de 2011 y PGA de 2012), algo que sólo habían hecho Tiger y Nicklaus. En este British Open se ha vuelto a ver la mejor versión del ex número uno del mundo, que pasó un bache en 2013, propiciado por el cambio de palos y, tal vez, por su sobreexposición mediática. Ahora, tras romper con su pareja Caroline Wozniacki (que este domingo ganó un torneo en Estambul), McIlroy vuelve a estar en la cresta de la ola, con cuatro días brillantes en el Royal Liverpool, que encarrilan una carrera dirigida a ser el gran dominador planetario.

En el puesto de entrega de tarjetas le felicitó Sergio García, que regresará al top-5 del ranking mundial, gracias a su segundo puesto (-15) compartido (con Rickie Fowler) y a la exhibición de juego (-15) que realizó en Hoylake… Es el mejor puesto de su vida en este grande, igualado con el de 2007, cuando cayó en el playoff con Harrington. Lástima que McIlroy se cruzase en su camino, pero Sergio vuelve a estar en la buena dirección.

Comentarios

Comentarios no disponibles