Angel Romero llega al Atlético de Madrid con "ilusión"

Angel Romero llega al Atlético de Madrid con "ilusión"

Angel Romero llega al Atlético de Madrid con "ilusión"

AS.com

El pivote que ha militado las dos últimas temporadas en el Cuatro Rayas Valladolid, se marcha "con mucha pena", puesto que se ha sentido "muy bien tanto personal como deportivamente".

El pivote Ángel Romero, que ha militado las dos últimas temporadas en el Cuatro Rayas Valladolid, deja al equipo "con mucha pena", puesto que se ha sentido "muy bien tanto personal como deportivamente", pero también con "gran ilusión" ante un nuevo reto, como es formar parte del Atlético de Madrid.

Romero ha fichado por el cuadro madrileño para las tres próximas temporadas y, aunque en un principio la primera opción del jugador era quedarse en calidad de cedido en el Cuatro Rayas durante la siguiente campaña, la falta de presupuesto del club vallisoletano y la salida de Dinart a Francia, ha variado la situación.

"Todo ha dado un vuelco total en pocas semanas y la opción de continuar en Valladolid desapareció, puesto que el Atlético de Madrid perdía a un jugador como Dinart y el Cuatro Rayas no podía hacerse cargo de mi ficha por cuestiones económicas", ha explicado a Efe el pivote valenciano.

Ángel Romero afronta su nueva etapa en Madrid con el objetivo de "luchar y trabajar al máximo para poder disfrutar de minutos de juego", una tarea que no será nada fácil, puesto que tendrá que competir por el puesto con jugadores de la talla de Julen Aguinagalde y Eduard Fernández, a los que ha calificado como "dos grandes".

Pero el ya ex jugador del Cuatro Rayas confía en seguir progresando y en poder ayudar a su nuevo equipo ya que, según ha advertido, su forma de jugar "es diferente" a la de Aguinagalde o Edu Fernández, "que se mueven más por abajo", mientras que él "aprovecha más la altura".

Romero ha querido mandar su agradecimiento y cariño a la afición vallisoletana, que le han hecho "sentir como en casa", y ha destacado "el magnífico ambiente del vestuario", que le ha permitido "formar otra familia", con la que mantendrá el contacto desde su nueva residencia madrileña.

"Al principio me dio mucha pena irme, porque mi intención era seguir en Valladolid un año más, pero ahora tengo ganas de abordar este nuevo reto de estar en un grande, porque va a suponer dar un importante salto en mi carrera, codearme con lo mejor de Europa y luchar por títulos", ha confesado el jugador.

Aunque Romero es consciente de que Talant Dujshebaev es un técnico exigente, también sabe que va a "aprender muchísimo", como ha hecho de la mano de Juan Carlos Pastor, con el que ha conseguido "mejorar como jugador, sobre todo en el plano defensivo", tal y como se ha podido apreciar en esta última temporada.

"Si he conseguido llegar al Atlético de Madrid ha sido gracias a lo vivido en Valladolid, donde he realizado una de las mejores campañas de mi carrera deportiva y he disfrutado jugando, ya que las sensaciones en la cancha han sido muy buenas", ha precisado Romero.