Estás leyendo

Manuel Martínez aboga por el "pasaporte biológico"

ATLETISMO | DOPAJE

Manuel Martínez aboga por el "pasaporte biológico"

Manuel Martínez aboga por el "pasaporte biológico"

Rodolfo Molina

"Desconozco con exactitud su eficacia, pero sin duda dificultaría las cosas a aquellos deportistas que quisieran utilizar el dopaje para mejorar su rendimiento", ha afirmado el lanzador.

El capitán de la selección española de atletismo, el lanzador Manuel Martínez, ha defendido en declaraciones a EFE la implantación del "pasaporte biológico" en el atletismo, al igual que ya se aplica en el ciclismo, como una forma de combatir el dopaje.

"Desconozco con exactitud su eficacia, pero sin duda supondría una traba más, un obstáculo, para dificultar las cosas a aquellos deportistas, en este caso atletas, que quisieran utilizar el dopaje para mejorar su rendimiento", ha afirmado el lanzador leonés.

El pasaporte biológico es un documento individual en el que se registran los resultados de los análisis efectuados a cada deportista, concretando los parámetros hematológicos y el perfil esteroide urinario, datos que, una vez agrupados, determinan posibles cambios en el organismo, difícilmente justificables.

Martínez, que sigue mostrando su "incredulidad" sobre la hipótesis de que su compañera Marta Domínguez "pueda formar parte de una trama de tráfico de sustancias prohibidas", ha criticado el que se esté alentando una corriente de "los que están a favor de Marta y los que están en contra, algo que es irreal y no existe, porque lo que hay es el respeto máximo a la presunción de inocencia".

En todo caso, sí ha reconocido que se generó desde el primer momento en que saltó a la luz pública la "Operación Galgo" contra el dopaje, una "corriente de discusión y de debate en un amplio sector del atletismo para luchar por la limpieza en este deporte y plantear propuestas y una lucha real a la Federación Española de Atletismo (RFEA) y al Consejo Superior de Deportes (CSD)".

Sobre la concesión a la atleta palentina de la Beca Relevo 2010 por parte de la Junta de Castilla y León, que en su caso no recibió por vez primera después de más de tres lustros -al no cumplir los requisitos fijados en la convocatoria-, Manuel Martínez ha considerado que "con la ley en la mano quizá no hubiera sido del todo legal que se le excluyera cuando, de momento, todo son especulaciones".

Etiquetado en:

También te puede interesar