El Ciudad Real no da tregua y se deshace del Naturhouse

BALONMANO

El Ciudad Real no da tregua y se deshace del Naturhouse

El Ciudad Real no da tregua y se deshace del Naturhouse

Fernando Diaz

El conjunto riojano estuvo por delante en el marcador los cinco primeros munutos. Al final, los líderes de la Liga Asobal se impusieron por 32-22.

El BM Ciudad Real ganó con absoluta comodidad por 32-22 al Naturhouse La Rioja, en un partido en el que los castellano manchegos por medio de Jerome Fernández marcaron el gol 10.000 de la presenta liga Asobal.

Con este resultado el BM Ciudad Real sigue invicto en esta competición, llegando ya a la victoria 49 de forma consecutiva.

Con un partido en medio de una eliminatoria de octavos de final de Liga de Campeones contra el Gorenje Velenje, al BM Ciudad Real le costó coger el ritmo, al igual que al conjunto riojano que, de igual modo, viene de la ida de la eliminatoria de cuartos de final de la Copa EHF contra el Dunkerque.

Con estas premisas y sin desmerecer el esfuerzo del Naturhouse La Rioja, el choque tuvo un inicio no habitual, ralentizado, carente de ritmo, con múltiples fallos, tanto en defensa como en ataque, lo que derivó en apagones en ataque, lo que fue aprovechado por el Naturhouse La Rioja, para liderar el juego y el electrónico, con una diferencia de dos goles (0-2 y 1-3), en los minutos 3 y 5 de encuentro.

A partir de ese minuto, un parcial 4-0 del BM Ciudad Real a los riojanos en los siguientes 4 minutos, dejaron ya encarrilado el choque, debido a que se pasó de la igualdad a 3, del minuto 6, al 5-3 del 9, cuando los castellano manchegos intensificaron un punto mas su entramado defensivo 5-1, con lo que el Naturhouse La Rioja, empezó a diluirse.

En el 14, con 10-5 en el marcador, Jota González pidió un tiempo muerto con el fin de mitigar el golpe, algo que no logró ya que el Naturhouse iba perdiendo en cada parcial por más goles, hasta llegar a 9, en el parcial del 20 (14-5), que se mantuvo en los siguientes 5 minutos (16-7), aunque al final de los primeros 30 minutos la diferencia era de 7 (17-10), debido a Ciudad Real ya jugaba pensando en los eslovenos, al igual que los logroñeses en los franceses.

Con el partido ya encarrilado, en el segundo periodo, el BM Ciudad Real zigzagueó en su rendimiento, jugando con el freno de mano puesto, ya que la holgada diferencia le bastaba para alcanzar cómodas distancias de 11 goles, (24-13), a los 39 minutos o de 12, en el minuto 54''55 (31-19), tras un gol de Jerome Fernández, que significaba el gol 10.000 en la presente Liga Asobal.