Escocia derrota a Irlanda y Francia es campéon

RUGBY | SEIS NACIONES

Escocia derrota a Irlanda y Francia es campéon

Escocia derrota a Irlanda y Francia es campéon

Irlanda dejó escapar hoy su segunda Triple Corona consecutiva al caer derrotada por una Escocia sensacional (20-23) en Dublín, en el que fue la última aparición de los verdes en Croke Park, estadio que deja para volver la próxima edición del Seis Naciones de rugby al renovado Lansdowne Road.

Tras deshacerse de Inglaterra y Gales, el XV del Trébol no pudo hoy con el tercer equipo de las islas británicas, aunque al comienzo del torneo partía como uno de los máximos favoritos para llevarse el "Grand Slam" (victoria en todos los partidos).

Además de lograr un resultado contra todo pronóstico, Escocia evitó también en Dublín llevarse la Cuchara de Palo, la simbólica condecoración con la que se reconoce al peor equipo del campeonato, Italia de nuevo.

Escocia tuvo buena pinta desde el mismo comienzo. Calmó primero los nervios y se asentó en el terreno de juego gracias a un golpe de castigo que pasó Parks a los seis minutos, tras dejar a Irlanda en fuera de juego.

No tardó en llegar las respuesta local. Después de recibir un acrobático pase de Gordon D''Arcy, Johnny Sexton rompió la defensa del XV del Cardo para descargar ante la llegada de Brian O''Driscoll, quien dejó atrás a sus perseguidores para posar por primera vez el oval.

Uno de los mejores ensayos de todo el torneo conseguido, no obstante, tras un pase adelantado al capitán de Sexton, quien convirtió la transformación para adelantar en el marcador a los hombres de Declan Kidney.

El ritmo de partido era frenético. La almendra duraba apenas segundos en las manos de un equipo. Y en este entretenido ir y venir, los visitantes sacaron provecho para cruzar la línea de gol irlandesa. A trompicones, Beattie posó al cuarto de hora de juego porque ni Girvan Murphy, ni Paul O''Connell, ni O''Callaghan pudieron frenar la carrera del "ocho" escocés.

Más fuerte en las melés y aprovechando los errores de Irlanda en los saques de banda y las manos blandas de algunos jugadores, Escocia fue creciendo en el partido y sumaba puntos a través de su medio apertura, casi perfecto en el pateo durante la primera mitad.

A dos minutos del final, Parks pasaba otro golpe de castigo y, con el tiempo ya cumplido, sorprendía a los locales con un drop que los llevaba al descanso con siete puntos de ventaja. Los primeros 40 minutos fueron, sin lugar a dudas, los peores de los irlandeses en muchos meses.

No era el día de los verdes, como demostró Sexton con otro intento fallido a palos al comienzo de la segunda mitad. Se preveía ya su sustitución por el veterano Ronan O''Gara. Con el medio apertura de Munster en el campo, el encuentro se convirtió en duelo de francotiradores en el que Parks se llevó se llevó la gloria al ser considerado el mejor hombre del partido.

Escocia supo aguantar los minutos de presión de Irlanda, a pesar de que en el minuto 64 un ensayo de Bowe y la transformación de O''Gara empataban el partido a 17. De alguna manera el resultado era injusto. Si el primer ensayo irlandés estuvo precedido de un pase hacia adelante, en el último Bowe no tenía el oval controlado al posarlo.

Dio igual. Parks volvió a poner a los suyos con ventaja tras otra transformación y O''Gara pasaba un golpe de castigo para empatar de nuevo dos minutos después. Faltaban cuatro minutos y el irlandés había tomado la decisión de patear para igualar y confiar en la última carga local. No llegó porque, el XV del Cardo sacó otro penalti a un minuto del final. En su tarde, Parks ya lo celebraba antes de que el oval pasase entre palos.