Estás leyendo

Matsui y Pettitte hacen más grandiosos a los Yankees

Béisbol | Grandes Ligas - Sexto partido

Matsui y Pettitte hacen más grandiosos a los Yankees

Matsui y Pettitte hacen más grandiosos a los Yankees

El bateador designado japonés Hideki Matsui remolcó seis carreras y el abridor Andy Pettitte se acreditó el triunfo para que los Yankees de Nueva York se hicieran de su título número 27 de Serie Mundial, al vencer 7-3 a los Filis de Filadelfia.

Los Yankees finalmente se acreditaron su primer título desde que ganaron tres consecutivos de 1998 al 2000, al dejar la serie al mejor de siete con registro de 4-2 sobre los Filis, que pretendían conseguir el Clásico de Otoño por segunda ocasión consecutiva.

El triunfo de los Yankees se dio exactamente ocho años después de que los Yankees perdieron en el séptimo partido de la Serie Mundial del 2001 ante los Cascabeles de Arizona. Para dueño George Steinbrenner fue el séptimo campeonato desde que compró al equipo en 1973. Los Yankees habían prometido ganar un título más para el dueño, que a sus 79 años de edad se ha visto mal de salud últimamente.

Los Yankees no pudieron conseguir el título en el quinto partido de la serie en Filadelfia, pero lo hicieron en el sexto en su campo, en donde logran la Serie Mundial por primera vez desde 1999. Con este triunfo los Bombarderos del Bronx dan por concluida su racha de ocho temporadas sin título, que fue la tercera más amplia para los Yankees desde que sumaron 17 (1979-95) y 14 (1963-76).

Matsui, que se convirtió en una máquina de hacer carreras, empató una marca de Serie Mundial al remolcar seis, y convertirse en el jugador clave en la victoria de los Yankees, que se hicieron del título en el Clásico de Otoño en la primera temporada en su campo de 150 millones de dólares. El japonés pegó jonrón (3) en la segunda entrada sobre los lanzamientos del abridor dominicano Pedro Martínez, llevando a un compañero en el camino, para sus primeras dos carreras del juego.

Matsui igualó la marca de Bobby Richardson, el único otro jugador con seis remolcadas en una Serie Mundial, haciéndolo para los Yankees en el tercer partido contra los Piratas de Pittsburgh en 1960. La victoria se la acreditó Pettitte (2-0) en labor de cinco episodios y dos tercios, permitió cuatro imparables, incluido un vuelacercas, tres carreras, dio cinco pasaportes y ponchó a tres.

Pettitte amplió a 18 su número de triunfos en juegos de fase final, la mayor cifra alcanzada por un lanzador en las mayores. El zurdo, de 37 años, trabajó con sólo tres días de descanso. El cerrador panameño Mariano Rivera lanzó una entrada y dos tercios, permitió un imparables, dio una base y ponchó a uno, pero no tuvo oportunidad de acreditarse el rescate.

Para el receptor puertorriqueño Jorge Posada, el antesalista Derek Jeter, Pettitte y Rivera, es el quinto título que consiguen con los Yankees. Mientras que el piloto Joe Girardi por fin le dio sentido a su camisa marcada con el número 27, que la vistió como símbolo de que ganaría el título 27 para los Yankees, y lo logró.

"Este equipo ha sido muy especial durante toda la temporada y teníamos que cumplir con el gran objetivo de ofrecerle a la familia Steinbrenner y especialmente a George el nuevo título de campeones", destacó Girardi. En el otro lado de la moneda, los Filis, que tuvieron una campaña prometedora, se quedaron a sólo dos triunfos de convertirse en el primer equipo de la Liga Nacional en repetir como campeones de la Serie Mundial, desde que los Rojos de Cincinnati lo lograron en 1975-76.

El primera base Ryan Howard (1) se voló la barda para los Filis, pero su cuadrangular sobre Pettitte, con un compañero en el camino, fue insuficiente para ayudar a los Filis a prolongar la serie al séptimo juego. La derrota la cargó Martínez, que antes de conocer al ganador de la Liga Americana, deseó que fueran los Yankees para vencerlos en el Yankee Stadium, pero en sus dos oportunidades ante los Bronx en su nuevo campo, perdió.

Martínez (0-2) trabajó cuatro episodios, permitió tres imparables, incluido un vuelacercas, cuatro carreras, dio dos pasaportes y retiró a cinco por la vía del ponche. "Me siento orgulloso de mi equipo, de como hemos luchado hasta el final", declaró Charlie Manuel, el veterano piloto de los Filis. "Ellos han sido mejores y hay que felicitarlos, pero estaremos listos la próxima primavera para comenzar la lucha por estar de nuevo en el Clásico de Otoño", subrayo.

Manuel alabó en especial el gran trabajo que había hecho Martínez en el montículo, que simplemente permitió tres imparables, pero con la fortuna para Matsui que fueron decisivos. "Hizo una gran labor, todo el mérito para el bateador, ningún descrédito para Martínez, que volvió a dar una lección de pitcheo", señaló Manuel.

El primera base Ryan Howard pegó su primer jonrón de la Serie Mundial, un bambinazo de dos carreras, para los Filis, pero llegaron demasiado tarde ante la inspiración y productividad que ya había mostrado Matsui, el nuevo MVP del "Clásico de Otoño".

Etiquetado en:

También te puede interesar