Muñoz liga bronce en el día más grande de Phelps

Natación | XII Mundiales en Roma

Muñoz liga bronce en el día más grande de Phelps

Muñoz liga bronce en el día más grande de Phelps

GETTY

El yanqui batió a Cavic y bajó de 50'' en 100 mariposa

Fue como revivir la final olímpica de Pekín, un año después. Pareció que iba a ganar uno, y al final venció el que venía por detrás. Michael Phelps y Milorad Cavic volvieron a enfrentarse en un combate acuático que esta vez contó con un árbitro español: Rafa Muñoz. Fue, como entonces, en la final de 100 m mariposa, una prueba que en los últimos tiempos es estelar gracias a ese pique entre el estadounidense y el serbio y que, ayer, en el Foro Itálico, vivió la final más rápida de la historia.

Cavic salió como una exhalación y pasó primero el primer largo (22.69); Phelps (23.36), por detrás incluso de Muñoz (23.24), pareció demasiado lejos. Pero lo que hizo fue reservar fuerzas para los últimos 25 metros. Ahí pareció que el mundo se paraba para Cavic, mientras Phelps se lo comía entero. Como en la capital china, el último ataque de Phelps fue más certero: oro y recuperación del récord mundial.

Por primera vez, un hombre (¡quién sino Phelps!), por debajo de los 50 segundos: 49.82. Hace un mes, en los Trials USA, batió el RM con 50.22. Cuatro décimas mejor...¡y con su viejo LZR Speedo! Cavic, que se había reído de él el viernes ("le gano con su bañador, con mi Arena o con slip"), también bajó de 50 (49.95) pero se tuvo que comer con patatas su bravuconería.

Un bravísimo Muñoz tocó tras ambos para ligar otro bronce con nuevo tope nacional (50.41). Un bronce de más valor que el de los 50 mariposa, prueba no olímpica y en cuya final no estaba Phelps. Ayer sí, y esa foto (la de aquí arriba) es para enmarcar.

Erika.

La otra finalista española del día no tuvo tanta fortuna como Muñoz. Como en 1.500 libre, Erika Villaecija se quedó muy lejos del podio y acabó sexta en 800. Dijo que saldría en plan "suicida", pero no tuvo tiempo ni de calzarse la katana, porque sus rivales salieron de estampida. No hubo tope , pero sí sorpresa con el triunfo de la danesa Friis por delante de las favoritas, la británica Jackson y la italiana Filippi.

Se va Erika habiendo cumplido (dos finales), pero sin esa medalla que se le resiste en JJ OO y en Mundiales... Quienes sí tendrán sus opciones en la última jornada, la de hoy, serán Aschwin Wildeboer y Marco Rivera. El espaldista, bronce en el hectómetro, hizo la cuarta mejor marca (24.48, récord nacional) para la final, mientras que Juan Miguel Rando caía en semis (24.80).

Por su parte, Rivera marcó un hito histórico para nuestra natación: bajar de los 15 minutos en los 1.500 libre (14.57.47) Eso le permite nadar hoy la final con la cuarta mejor marca y con serias opciones al podio.