Competición
  • Champions League
  • Mundial de Clubes

España gana el primer partido en Gran Bretaña

Voleibol | Liga Europea | Inglaterra 0 - España 3

España gana el primer partido en Gran Bretaña

La selección española venció a la de Gran Bretaña por 0-3 (20-25, 20-25, 22-25) en el primer partido de la última jornada de Liga Europea masculina, que constituye su undécima victoria consecutiva en el torneo continental, informa la Federación Española.

A pesar de estar clasificada para la final después de los dos partidos disputados en Turquía, la selección viajó a Sheffield con un reparto de lujo, con la intención de cerrar imbatidos la primera fase de la Liga Europea.

España saltó a la pista con pleno de veteranos, exceptuando los dos receptores, Noda y Palharini. En la franja de la derecha se encontraban los hermanos Falasca, mientras que las dos torres del equipo fueron José Luis Moltó, que debuta esta temporada tras superar su lesión de rodilla, y Julián García-Torres. La formación inicial la completaba el líbero Alexis Valido.

En el primer set España no encontró demasiada dificultad a la hora de construir un juego ordenado, y llegó a alcanzar grandes diferencias en el marcador (4-11). Ya avanzado el set, los británicos reforzaron hasta conseguir dejar esa distancia en sólo tres puntos, pero no fue suficiente para evitar que España se llevara la primera manga.

En el segundo Gran Bretaña llegó al primer tiempo técnico con ventaja. Los locales empezaron a manejar mejor su ataque (sobre todo con la ayuda de Plotyczer y Haldane) y a cometer menos fallos, lo que se tradujo en un marcador más ajustado durante la mayor parte del set. Una racha de ocho saques de Julián García-Torres comenzó a inclinar el marcador del lado español.

En el 21-17, Velasco decidió cambiar colocador y opuesto y dio paso a Hernán y Barcala en esas posiciones. De nuevo resolvió el set el primero de grupo, cerrándolo con el mismo marcador que el primero.

En el último set, la urgencia de hallarse en su última oportunidad de continuar en el partido hizo que Gran Bretaña jugara con un gran nivel de concentración y alcanzara diferencias de hasta cuatro puntos a favor.

Se mostraron mucho más atentos en defensa, pero alrededor del empate a 15 España volvió al juego sólido que había ofrecido en el primer set. Cada uno hizo bien su trabajo: el capitán distribuyó el juego acertadamente, no hubo jugadas desorganizadas, Guillermo Falasca ayudó con un potente saque lo que unido a que los británicos jugaban más nerviosos hizo que España recuperara la ventaja.

Los últimos cinco puntos se alargaron más de lo previsto debido a algunos fallos en ataque, pero finalmente los locales no pudieron salvar los tres puntos de partido con los que se hizo el combinado español, y el partido se cerró sin ningún set a favor de Gran Bretaña.

España cerrará la fase regular el domingo, con la intención de llegar a la Final Four sin conocer la derrota.