El Ciudad Real no encontró rival en el Alcobendas

ASOBAL | B.M. CIUDAD REAL 37 - ALCOBENDAS 22

El Ciudad Real no encontró rival en el Alcobendas

BM Ciudad Real no encontró rival en el BM Alcobendas, al que derrotó sin mayor dificultad por 37-22, con lo que sigue líder de la Liga Asobal una jornada más.

Este marcador explica lo que fue el encuentro, la diferencia que existe entre un equipo y otro, pese a que la igualdad fue la tónica predominante al inicio del choque, debido a que el Alcobendas es un equipo interesante, muy incómodo, que basan su defensa en la intensidad, con dos líneas bien respaldados por su portería, hoy mejor el ciudadrealeño Aldomar que Mijatovic, muy rápidos en sus movimientos, que complicaban al BM Ciudad Real que anduvo con lagunas en su esquema defensivo 5-1, ante la falta de intensidad.

El único que mantenía su efectividad ante el gol, y así a su equipo, era el extremo Kallman, que anotó en los 15 primeros minutos 5 goles, única vía para romper este incómodo entramado defensivo. El encuentro se empezó a romper a partir del minuto 13, cuando tras gol de Kallman, Ciudad Real adquirió una ventaja de dos goles 8-6. Pero el Alcobendas que proseguía jugando bien al balonmano, mantenía la distancia a dos, o la acortaba a uno, hasta el minuto 18, que Entrerríos amplió a tres 12-9, que se fue de cuatro a los 20 minutos, tras un parcial 3-0, de los locales, que fue cuando mejor estuvieron en el 5-1, lanzando desde ahí su contraataque.

El Alcobendas machaconamente seguía sin cejar en el empeño de correr mucho, con intensidad defensiva, bien en 5-1 o en 6-0, pero muy profunda, desde donde lanzan muy bien también su contraataque, intentando acortar distancias, que aunque para los locales se fue hasta los cinco goles, 16-11, en el minuto 26, lo lograron al final de los primeros 30 minutos con un parcial 0-2, 16-13, en los 4 últimos minutos antes del descanso.

La segunda mitad no tuvo historia ya que un parcial 21-9, explica lo sucedido en este periodo. Con tres goles, de Stefansson, Dinart y Pajovic, en los primeros 4 minutos de la reanudación, Ciudad Real alcanzo su mayor distancia, 19-13, en el 34, que se fue a 7, en el 36, 20-13, tras un siete metros anotado por el islandés Stefansson, con lo que Rafa Guijosa pidió su segundo tiempo muerto del partido, con el fin de detener la sangría anotadora, lo que no se produjo de inmediato ya que Stefansson amplió a 8, 21-13, en el 37, pero si Dukic que anotó el primero del Alcobendas en el siguiente ataque, 37''30.

Con el partido ya decantado a favor de los locales, Aldomar le hizo un gol de portería a portería a JJ Hombrados, en el minuto 45, e intentó otro, que lo desvió el capitán del BM Ciudad Real, 3 minutos después. Con el paso de los minutos, la distancia en el electrónico cada vez iba siendo mayor para los ciudadrealeños, que fue de 17, a falta de 2 minutos para el final de choque, 37-20, aunque Llopis y Vink, dejaron el definitivo 37-22.