El Barcelona impone su plantilla ante el anfitrión

copa del rey| GRANOLLERS 25 - BARCELONA 30

El Barcelona impone su plantilla ante el anfitrión

El Barcelona impone su plantilla ante el anfitrión

Rodolfo Molina - Diario AS

Hansen con seis goles y Oneto con cinco fueron los más destacados del conjunto entrenador por Xavi Pascual, que se enfrentará en semifinales al Portland San Antonio

El Barcelona Borges se clasificó hoy para las semifinales de la Copa del Rey de balonmano al derrotar en el último partido de cuartos de final (25-30) al anfitrión del torneo, el Fraikin Granollers, que no pudo hacer frente a la profundidad de la plantilla azulgrana.

El Barça volvió a imponerse en el viejo derbi del balonmano catalán. Cuenta con una plantilla diseñada para pelear por objetivos más altos que el Granollers. El entusiasmo y el apoyo de la grada no le alcanzaron al conjunto local para firmar la hazaña de superar al Barça y meterse en las semifinales.

Pese a todo, el equipo de Lorenzo Rueda plantó cara a uno de los grandes favoritos al título. Explotó su eje, con Cañellas como central y Andreu en el pivote, frente al trío defensivo del Barça, con Boldsen, Garabaya y Jernemyr como escudos de Kasper.

Durante todo el primer tiempo, el Granollers respondió con entereza las acometidas del Barcelona (12-12, m. 28). No llegó a gobernar el partido, pero tampoco dejó que el conjunto azulgrana se escapase en el marcador pese a los lanzamientos de su mejor tirador, Mikkel Hansen, protagonista de los primeros compases del partido.

Arropado por un excelente ambiente en el pabellón de Granollers, el equipo local disfrutó de su primera ventaja a la vuelta del descanso (14-13, m. 31). Cañellas, un ex del Barcelona de vuelta a Granollers, permitió a su equipo situarse con 15-14 y 16-15 en el marcador.

Con el partido en su momento decisivo, el Granollers no supo despegarse. Un contragolpe culminado por Lozano permitió empatar al Barça (18-18). Respiró el conjunto azulgrana, aliviado por los innumerables errores en el lanzamiento del Granollers, con una banda derecha, Campos y Svitlica (ambos con dos goles en nueve intentos) demasiado errática.

En el ecuador de la segunda parte, el Barcelona comenzó a sentenciar el partido (18-21, m. 42). Su último fichaje, Marco Antonio Oneto, castigó la defensa local desde el pivote, ayudado por el lanzamiento de media distancia de Nagy, un seguro de vida en partidos de riesgo, y dos puñales por los extremos, Víctor Tomás y Ugalde. Kasper firmó una gran actuación, con 18 paradas, y Oneto anotó cinco goles, todos en la segunda mitad. Ambos fueron decisivos a la hora de decantar el partido.

Desfondado y condenado por su escaso acierto en el lanzamiento, el Granollers se quedó sin argumentos frente a su público, resignado una vez más a capitular ante el poderío y la amplitud de banquillo del Barcelona.