Temas del día

España cuarta y Brasil campeona del mundo

España cuarta y Brasil campeona del mundo

España cuarta y Brasil campeona del mundo

OCTAGON - Diario as

La cuarta plaza es el mejor puesto de la historia de nuestra selección en una Copa Mundial.

La selección española de fútbol playa no pudo llevarse el bronce del Mundial celebrado en Marsella y se tuvo que conformar con el cuarto puesto después de caer derrotada ante Portugal (5-4), pero aún así consiguió su mejor clasificación de la historia en una Copa Mundial.

España perdió hoy contra una selección portuguesa que ayer hizo sufrir a Brasil -actual campeona del mundo- en las semifinales. A pesar de que los de Joaquín empezaron fuerte, con dos disparos a portería, Portugal se adelantó en el primer tiempo, que acabó con empate (1-1) gracias a un gol de Amarelle, que anotó de tiro libre directo.

También el segundo tiempo marcó un parcial de 1-1, con goles de Bilro, que adelantó a Portugal a menos de un minuto del comienzo del segundo tiempo, y Amarelle, que fue otra vez el que igualó el resultado (2-2) casi al final de la segunda parte, y después de cinco ocasiones fallidas de los españoles.

Con empate a dos se llegó al último tiempo, el más largo y reñido, y en el que más ocasiones y goles hubo, la ''roja'' se adelantó por primera vez en el marcador, una vez más con gol del capitán Amarelle, pero poco duró la alegría española, ya que dos goles en dos minutos de Madjer pusieron en el marcador el 4-3.

Tras un gol de Torres -que había salido desde el banquillo- para Portugal, Nico marcó para España, pero no hubo tiempo para más, tras un fallo poco antes de finalizar el encuentro en un tiro libre directo, aunque también Portugal estrelló un balón en el larguero; finalmente, el resultado cayó en favor de los lusos que se coronaron con el bronce mundial.

Portugal vuelve así a colocarse entre las mejores selecciones de fútbol playa del mundo después del segundo puesto de 2005 y el cuarto de 2006, para España, pese a caer derrotada, la cuarta plaza es su mejor puesto de la historia en una Copa Mundial.

Amarelle balón de oro y Roberto Valeiro Guante de Oro.

El capitán de la selección española, Amarelle, se hizo con el Balón de Oro, mientras que el portero Roberto Valeiro se llevó el Guante de Oro después de que su selección quedase en cuarto lugar en el Mundial de Fútbol Playa celebrado en Marsella.

El Balón de Oro, premio para el jugador más destacado del torneo, fue a parar a Amarelle, que fue el más votado por los medios de comunicación presentes en Marsella. A las puertas se quedaron el brasileño Benjamin, que ganó la Copa del Mundo, y el portugués Belchior.

Además se entregó por primera vez el Guante de Oro, que fue para el mejor portero de la competición, el español Roberto Valeiro. En cuanto a la Bota de Oro, dirigida al máximo goleador del torneo, fue para el portugués Madjer que marcó 13 goles, a solo dos se quedó el capitán español, Amarelle, quien marcó un gol más que otro portugués, Belchior.

Brasil revalida título

La selección brasileña se hizo por tercer año consecutivo con la Copa del Mundo de Fútbol Playa en Marsella tras derrotar a Italia (5-3) en una final inédita, ya que su rival nunca había pasado de la primera ronda de un campeonato mundial.

Los brasileños, favoritos del torneo, no dieron oportunidad a Italia. Tras varios remates desviados en el primer tiempo -en el que casi todas las ocasiones fueron para la campeona mundial- Bruno puso en el marcador el 1-0. En la segunda parte Bruno volvió a marcar, y con los otros dos tantos de Sidney en un par de minutos, su equipo se fue al tercer parcial con un contundente 4-0.

A la última parte Brasil llegó con catorce remates a portería frente a los tres de los italianos, que mejoraron su juego y oportunidades en los últimos minutos. Si en los dos primeros tiempos solo habían logrado tres remates a porteria, en el decisivo realizaron 12, quedando las estadísticas muy igualadas (18-15).

Los goles de Palmacci, Pasquali y Maradona pusieron el definitivo 5-3 en el marcador, en un último tiempo dominado por los italianos, que se llevan su mejor puesto en una Copa del Mundo con el subcampeonato.