Amistosos
FINALIZADO
Panamá Panamá PAN

1

Ecuador Ecuador ECU

2

Euroliga
EN JUEGO
CSKA CSK

78

Zalgiris ZAL

82

FINALIZADO
Khimki Moscú KHI

85

Buducnost Voli BUD

69

NBA
FINALIZADO
Washington Wizards WAS

125

Los Angeles Clippers LAC

118

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

91

Toronto Raptors TOR

93

FINALIZADO
New York Knicks NYK

114

Portland Trail Blazers POR

118

FINALIZADO
Miami Heat MIA

92

Brooklyn Nets BKN

104

Campeonato Brasileño Serie A
Eurocup
Partizan PAR

-

Valencia VAL

-

Fraport Skyliners FRA

-

Lietuvos LIE

-

Cedevita Zagreb CED

-

Arka Gdynia GDY

-

Alba Berlin ALB

-

Limoges LIM

-

Germani Brescia BRE

-

Galatasaray GAL

-

Fiat Turin FTU

-

Unics Kazan UNK

-

Unicaja MAL

-

Mornar Bar MOR

-

FINALIZADO
Zenit San Petersburgo (Baloncesto) ZEN

99

Dolomiti Energia Trento TRE

102

FINALIZADO
Tofas Bursa TOF

99

L. Kuban TIV

105

Liga Iberdrola
EN JUEGO
Real Betis Féminas Real Betis Féminas RBF

0

Sporting Huelva Femenino Sporting Huelva Femenino SHUF

0

EN JUEGO
Real Sociedad Femenino Real Sociedad Femenino RSOF

0

FC Barcelona Femenino FC Barcelona Femenino FCBF

0

UD Granadilla Femenino UD Granadilla Femenino GRAF

-

Levante UD Femenino Levante UD Femenino LEVF

-

FINALIZADO
Málaga CF Femenino Málaga CF Femenino MALF

3

Sevilla Femenino Sevilla Femenino SEVF

1

FINALIZADO
Espanyol Femenino Espanyol Femenino ESPF

1

Madrid CFF Madrid CFF MADF

0

FINALIZADO
EDF Logroño EDF Logroño LOGF

1

Athletic Club Femenino Athletic Club Femenino ATHF

3

FINALIZADO
Valencia CF Femenino Valencia CF Femenino VALF

2

Fundación Albacete Fundación Albacete ALBF

2

Dinamarca logra su primer cetro europeo

Balonmano | Europeo Noruega 2008 | Dinamarca 24 - Croacia 20

Dinamarca logra su primer cetro europeo

Dinamarca logra su primer cetro europeo

Reuters

La selección de Dinamarca logró su primer título continental, tras imponerse por 24-20 a Croacia, en un encuentro en el que lo balcánicos no fueron capaces de superar el auténtico muro en que se convirtió el portero danés Kasper Hvidt, que con sus paradas dio a los nórdicos un triunfo que el balonmano les debía desde hace años.

Pese a contar en sus filas con jugadores curtidos en los mejores equipos de las ligas alemana y española, los daneses, que un día antes parecían haber desterrado su fama de equipo carente de espíritu ganador con su triunfo en las semifinales sobre Alemania, arrancaron el choque agarrotados por la tensión de la final.

Un escenario en el que croatas, como buen conjunto balcánico, se mueven con auténtica soltura, ya sean todo un veterano, como el lateral derecho del Ciudad Petar Metlicic, o un jovenzuelo como el extremo derecho del Octavio como Ivan Cupic.

Entre ambos jugadores lograron poner rápidamente tierra de por medio con Dinamarca, que necesitó más de siete minutos para anotar su primer gol (1-4) por medio de un viejo conocido de la afición española, el ex jugador del Portland San Antonio Lasse Boessen.

El gol del lateral derecho sirvió para soltar toda la tensión acumulada del conjunto nórdico, que comenzó a mostrar el variado y efectivo juego ofensivo, que ya les llevó a arrollar a los croatas por 20-30 en la segunda fase.

Las circulaciones a los seis metros de Christiansen, los lanzamientos de Boessen, las aperturas hasta el extremo Lindberg y, cómo no, los eficaces movimientos de Knudsen el pivote, en fin, todo el catálogo de los nórdicos, permitieron a Dinamarca volver a engancharse al partido (8-8).

Una muralla en la portería

Pero aún faltaba un elemento clave, quizá el más decisivo para Dinamarca en todo el torneo, la portería, donde tras unos compases dubitativos Kasper Hvidt volvió a demostrar el por qué es para muchos el mejor guardameta del mundo.

Con Hvidt sellando la portería, el meta del Barcelona acabó el primer tiempo con un cuarenta y un por ciento de paradas, Dinamarca pudo mostrar su arma favorita, un fulgurante contragolpe con Lindberg y Christiansen como puntas de lanza.

Veloces contraataques que permitieron a nórdicos dar un zarpazo en el marcador al llegar al descanso (13-10), ante una Croacia, que comenzaba a acusar el escaso rendimiento de Ivano Balic, que cerró el primer tiempo sin ninguna asistencia y con un solo gol tras seis lanzamientos.

Circunstancia que no pudo paliar ni el buen hacer de Metlicic, que al igual que ocurrió en las semifinales con Francia fue el mejor de los balcánicos, dada la trascendencia de Balic en el juego del conjunto croata.

Sin embargo, la inquietante ventaja de los daneses, que llegaron a ponerse cuatro goles arriba (15-11) al inicio del segundo tiempo, llevó a Lino Cervar a conceder la dirección del equipo tras la reanudación al central del Zagreb Josip Valcic.

Una decisión que tan sólo sirvió para asentar la ventaja danesa, que se disparó hasta los cinco goles (16-11), con un gol de Lars Christiansen, máximo realizador del Europeo, y de la que no tardó en desdecirse Cervar.

Balic no fue suficiente

La vuelta a la pista del jugador del Portland San Antonio pareció revivir al cuadro croata, que con Balic a la cabeza logró reducir ligeramente su desventaja, aunque realmente sin poder inquietar a los daneses, que cuando lo necesitaron siempre encontraron el acierto de Kasper Hvidt bajo los palos.

Así una espectacular parada de Hvidt a lanzamiento del jugador del Ademar de León Tonci Valcic permitió a los nórdicos afrontar los últimos diez minutos de encuentro con cuatro goles de ventaja en el marcador (20-16), en un balón que podría haber puesto a Crocia a tan sólo dos goles en el marcador.

Importante renta, aunque con un equipo balcánico enfrente nunca nada puede darse por seguro, y menos cuando cuenta en sus filas con el mejor jugador del mundo Balic, que con dos goles consecutivos en inferioridad numérica, tras expulsión del técnico Lino Cervar, apretó el marcador hasta un 22-20 con solo ya cinco minutos en juego.

Pero la fiesta no admitió hoy más protagonistas que el meta danés que con dos nuevas paradas a tiro del propio Balic y, sobre todo, a lanzamiento de penalti de Cupic, que hasta entonces no había tenido ni un solo error, sentenciaron la victoria danesa (24-20), que de este modo sella también su pasaporte a los Juegos Olímpicos de Pekín.