Competición
  • Clasificación Eurocopa

Vasco: "María Vasco hay para tiempo"

Atletismo | Mundiales de Osaka '07

Vasco: "María Vasco hay para tiempo"

Vasco: "María Vasco hay para tiempo"

AP

"¡Oe, oe, oe!", cantó María Vasco junto a sus compañeras María José Poves y Beatriz Pascual nada más llegar a la zona mixta del estadio Nagai: "Ya tocaba, hace dos años me quedé cuarta, me dio la sensación de que lo perdía, de regalarlo prácticamente, y hoy no podía ser así", comenzó.

"María Vasco hay para tiempo, hoy empieza una larga carrera deportiva", expresó la marchadora catalana tras conseguir la medalla de bronce en los 20 kilómetros marcha de los Mundiales de atletismo de Osaka'07.

Pletórica, más que feliz, emocionada, María Vasco, bronce en los Juegos de Sydney'00, festejó a lo grande su segundo gran éxito en una competición de nivel universal que llegó tan solo un año después de pensar incluso en retirarse tras ser decimoquinta en los Europeos de Gotemburgo'06, donde acusó el fallecimiento de su padre cinco meses antes.

"Tenía claro que con miedo no venía, y es la sensación que me han dado mis rivales porque han salido excesivamente lentas. Había llegado en un estado de forma demasiado fuerte como para salir ahí atrás a expensas de ver qué podía pasar", señaló.

"He salido en cuarto lugar desde el principio", continuó, "y quizá en algún momento he tenido una pequeña duda de qué podía pasar. Me decían que tranquila pero me sentía caminando. Ha sido un día espectacular, ha salido el sol, ha llovido, ha sido sensacional. Ha habido de todo, me lo he pasado como un niño con zapatos nuevos".

"Qué hora y media más bonita", agregó. Admitió que en cierto modo le dolió que se dudara de ella en los momentos complicados. "Se había dudado de que si lo había dejado el atletismo, que si seguía, si tal. María vasco hay para tiempo. Hoy empieza una larga carrera deportiva", resaltó la catalana, quien aseveró que en Osaka demostró que "lo de Sydney no fue una casualidad, han pasado siete años pero siempre he estado ahí adelante, lo que pasa es que aquí si no se consiguen medallas no se hace nada".

La primera dedicatoria era clara, iba dirigida a su padre, fallecido en marzo de 2006. "Él ha estado en todo momento, en el kilómetro diecisiete ha dicho, María, es la recta final. Va dedicada a él de todo corazón. A mi marido (el también marchador José Antonio González), que me ha estado ayudando 24 horas, a mi 'familia' de Tenerife, que me ha estado ayudando en mi preparación, Basilio Labrador, Teresa Linares, Teresa Alemán, Rafa Sánchez, mi compañera Poves, toda esa gente que me quiere de todo corazón que en los momentos bajos han estado ahí", indicó.

"Se había dudado incluso que María había dejado el atletismo, pero en 2005 había quedado cuarta del mundo y 2006 fue un año de lo más terrible para mí. Evidentemente la pérdida de un padre no es nada fácil y levantar la cabeza es difícil, no se lo deseo a nadie. Pero la que no dudaba de mí era yo. Los que tenían que ayudarme me han ayudado. Tengo claro que los que han dudado de mí no son amigos, los amigos están para lo bueno y lo malo", añadió.

No obstante, reconoció que se planteó dejarlo todo porque "quedar la quince en un campeonato de Europa es muy duro, no es nada fácil". "Quise ser fuerte y valiente, quería demostrarle a mi padre que sin él podía continuar. Tuve mis dudas porque cuando se necesitan no se tienen las ayudas", comentó.

"Está claro que a partir de hoy tengo muchas manos que me van a dar en la espalda, María qué grande eres, pero me parecía ser cobarde dejarlo", manifestó la catalana, quien reiteró su recuerdo para su marido por su constante entrega y persona clave en que continuase en el atletismo, así como reconoció que es una "cabezona tremenda" y que ahora tiene otra mentalidad distinta, más fuerte.

Vasco afronta la cita de Pekín'08 con una gran ilusión, esa que le costó coger después de Gotemburgo'06 y que le hace tener un sentimiento especial en Osaka: "Hoy sin ninguna duda es mucho mejor que el bronce de Sydney", sentenció. "Qué ilusión, sería mi cuarta Olimpiada y evidentemente ahora sí que no voy a decir que voy para ser finalista, voy a intentar estar adelante, evidentemente, a por 'chapa', a continuar y seguir entrenando", sentenció.

Respecto a la prueba, admitió que por un momento se pareció a los 20 kilómetros masculinos, en los que el también español Paquillo Fernández alcanzó al final al tunecino Hatem Ghoula. "Pero esta era mi carrera y Paquillo tenía la suya", dijo.

Explicó que a la rusa que la precedía nunca la había perdido de vista. "Si ha pinchado ha sido muy poquito. No es que me haya conformado, sino que yo llevaba mi carrera. Lo he dado todo desde el primer metro", dijo la atleta española, quien se ha preparado en Los Realejos (Tenerife) y Viladecans (Barcelona).