El balonmano, líder de TV en su franja horaria

Balonmano | Mundial 2005

El balonmano, líder de TV en su franja horaria

El balonmano, líder de TV en su franja horaria

Una media de 3.530.000 espectadores siguieron el pasado domingo por La 2 de TVE el histórico triunfo de la Selección española de balonmano en Túnez. La vibrante final ante Croacia, que en la entrega de trofeos alcanzó cotas de casi 5 millones, es la cuarta emisión deportiva más vista del año.

Además de la medalla de oro en el Mundial de Túnez la Selección Española de Balonmano estableció el pasado domingo otro récord histórico: atraer, emocionar y enganchar a más de 4.800.000 espectadores. Y por La 2. ¿Quién dijo que el balonmano no interesaba a la audiencia? ¿Por eso los responsables de TVE no dieron la soñada final por la Primera? Se lucieron ya que, como era previsible, el partido España-Croacia con una media de 3.530.000 espectadores y con un share del 26,9% lideró su franja horaria y se convirtió en el octavo programa más visto del día. Las paradas de Hombrados, los goles de Juanín, los lanzamientos de Iker Romero y las lágrimas de Mateo Garralda enamoraron a los aficionados españoles y superaron ampliamente a todas las películas programadas por la competencia. Y por si fuera poco el partido España-Croacia es la cuarta emisión deportiva más vista del año, a 2.500.000 espectadores del partido de fútbol Sevilla-FC Barcelona y a escasos 300.000 del Valencia-Levante, tercero en el rankig de 2005.

Audiencia fiel.

Conforme la Selección de Juan Carlos Pastor fue superando rivales, los aficionados se incorporaron a las transmisiones de La 2 y se identificaron con los sueños de los internacionales españoles. Así el partido contra Australia, el primero del Mundial, obtuvo una audiencia de 655.000 espectadores, el duelo de cuartos ante Noruega 1.550.000 y la semifinal ante Túnez -la séptima emisión más vista del año- alcanzó los 2 millones de seguidores. Y el baloncesto se benefició del histórico triunfo de la Selección de balonmano, ya que el partido de ACB Granada-Real Madrid logró una audiencia, la mejor del año, de 1.103.000 espectadores (230.000 más que el Real Madrid-Tau). Ahora sólo falta que los dirigentes del balonmano español aprovechen estos registros para que los aficionados se interesen por la liga ASOBAL, la mejor del mundo.