Perder así es ganar

Atenas 2004 | España 30 - Alemania 32

Perder así es ganar

Perder así es ganar

carlos martínez

Dos horas y cuarto de juego, dos prorrogas y adiós en los penaltis

En un partido que contó con todos los valores que engrandecen al deporte, España se quedó fuera de la lucha por las medallas (30-32), tras dos prorrogas y una tanda de penaltis en la que ningún jugador español fue capaz de batir al díscolo portero alemán Henning Fritz, el tipo que rompe el clásico ritual ante los penaltis: es el único que no ejecuta ese baile de piernas y brazos para tapar huecos y despistar: permanece inmóvil y mueve brazos o piernas sólo en el momento del lanzamiento. Así, petrificado antes de la ejecución, amargó a Hernández, a Belaustegui y a Juanín. OCallaghan ya llegó intimidado y quiso ajustar tanto su lanzamiento que se le fue a la madera. Y España a la lucha por la quinta plaza (contra Francia el viernes) con el mismo estigma que el fútbol: los penaltis son una cruz.

El partido fue grandioso por el escenario, por la emotividad, por lo que supone el esfuerzo máximo de los deportistas en el mayor acontecimiento deportivo que existe, y porque el reconocimiento final de los aficionados a ambos equipos se funde con lo que supone que es el espíritu olímpico.

Agonía. En casos como éste, en los que la gloria pasa de un lado a otro varias veces, la agonía forma parte de la victoria y de la derrota. El que gana lo hace con el corazón en la boca y el que pierde se lo acaba de tragar. La eliminación fue dolorosa para Garralda y el lesionado en la prórroga Dujshebaev, que se despedirán de la selección sin pelear por medalla.

El encuentro lo acapararon los porteros. Ambos son exponentes del compendio de virtudes que conforman a estos locos con la misma cara de caucho que tienen los boxeadores a los que los golpes no les dejan marcas: elasticidad, visión para tapar los ángulos, intuición y reflejos. Los dos se habían ganado la gloria antes de afrontar los lanzamientos de siete metros con unos porcentajes sólo al alcance de los mejores del mundo: Fritz detuvo el 51% de los lanzamientos (30/59) y Barrufet el 52% (33/64), incluidos los penaltis que detuvieron ambos.

Argilés: "Esta derrota puede dejarnos secuelas"

"Al equipo español también le miran los tuertos de vez en cuando. Es una lástima y una gran decepción que con los partidos que hemos jugado bien en estos Juegos desaparezcamos de la lucha por las medallas. Lo vamos a acusar porque nos hemos dedicado cuatro años a pensar en esto y es posible que nos deje secuelas. El vestuario ahora está destrozado".

Barrufet: "Hubiera preferido no parar ninguna y ganar"

"Estamos desolados tras perder así este partido. Es muy triste irse para casa sin poder optar a las medallas cuando estuvimos tan cerca de clasificarnos para las semifinales. No sé si he tenido una gran actuación, sólo digo que prefiero no parar ninguna y ganar. Mis paradas no sirven de nada porque hemos perdido".