Competición
  • Champions League
  • Copa Libertadores
  • Hoy en As

Un homenaje a Eros y a la historia de Grecia

Atenas 2004 | Ceremonia de inauguración

Un homenaje a Eros y a la historia de Grecia

Un homenaje a Eros y a la historia de Grecia

REUTERS

4.000 personas participarán en la puesta en escena, que se prolongará durante tres horas y media

Un total de cuatro mil personas intervendrán en la puesta en escena de la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Atenas, que se celebrará el próximo viernes día 13 en el Estadio Olímpico y se prolongará durante tres horas y media, según ha anunciado este miércoles el Comité Organizador (ATHOC). El Comité, que mantendrá en secreto el programa de la ceremonia hasta el mismo viernes, ha hecho públicos algunos detalles, después del ensayo general hecho ayer, que fue "todo un éxito", con la presencia de 70.000 personas.

"Ayer pudimos comprobar todos los aspectos importantes de la ceremonia, como el tiempo para acceder al estadio y el funcionamiento de los medios de transporte. Hoy podemos decir que Atenas está lista, preparada y pintada con los colores olímpicos", ha afirmado la presidenta del Comité Organizador, Gianna Angelopoulos, en una rueda de prensa junto a Dimitris Papaioannou, principal responsable de la ceremonia.

El acto está inspirado "en la historia de Grecia y la describe a través de una visión muy moderna". El latido del corazón como muestra del esfuerzo humano en una carrera será el punto de arranque de la ceremonia, en la que estará presente el antiguo estadio de Olimpia y el color azul del mar que rodea al país, junto a su bandera y los cinco aros olímpicos. Un homenaje a Eros, el Dios del amor, y a la historia de Grecia, a través de su arte, formarán parte de la escenografía, en la que tomará fuerza el nuevo estadio olímpico, se rememorarán las ediciones de los Juegos modernos desde 1896 y el recorrido de la llama olímpica, con el deseo de portar "la luz de la de paz y la unidad de todos los pueblos".

La puesta en escena de la inauguración contará, según su productor, David Zockwer, con todas las innovaciones tecnológicas, entre ellas una cámara hidráulica de 25 metros de diámetro, enterrada a 23 metros, de la que saldrán distintos objetos. Aunque los detalles concretos de la ceremonia no se desvelarán hasta el mismo viernes, el Comité Organizador sí ha confirmado que el aforo del estadio olímpico se reducirá en 7.000 localidades, aunque ayer en el ensayo general el recinto sí estuvo completo.