Mundial de Clubes
NBA
FINALIZADO
Houston Rockets HOU

111

Portland Trail Blazers POR

104

FINALIZADO
San Antonio Spurs SAS

111

Phoenix Suns PHX

86

FINALIZADO
Los Angeles Clippers LAC

99

Toronto Raptors TOR

123

Eurocup
Turk Telekom TUR

-

Dolomiti Energia Trento TRE

-

Estrella Roja RED

-

Germani Brescia BRE

-

Mornar Bar MOR

-

Fraport Skyliners FRA

-

AS Monaco MON

-

Galatasaray GAL

-

FINALIZADO
Unics Kazan UNK

87

Unicaja MAL

84

FINALIZADO
L. Kuban TIV

80

Cedevita Zagreb CED

76

"El Espanyol debe ser el de antes"

Primera | Real Madrid - Espanyol

"El Espanyol debe ser el de antes"

"El Espanyol debe ser el de antes"

jesús aguilera

Vicente ‘El Grapas’ se formó en Sarriá y triunfó luego en el Bernabéu

Está poco más o menos como cuando debutó en el Espanyol. Que acabó en el Real Madrid lo delata su cabellera blanca. Barcelonés del barrio de Gràcia, Vicente Train, El Grapas, es vecino de Madrid, miembro de honor de la agrupación de veteranos madridistas y del selecto grupo de amigos de Alfredo Di Stéfano.

La noche del Madrid-River, trofeo Bernabéu en el que se conmemoraba el 50 aniversario de la llegada al Real de La Saeta, Vicente, por siempre españolista, nos confesó su gran deseo: "¿Ves a Alberto Martorell? Porque me gustaría que me dedicara una fotografía". Alberto Martorell, tío de Fernando, fue uno de los grandes porteros de la historia blanquiazul.

Vicente lo sigue adorando. "Es que lo veía entrenarse en la portería del chalet del viejo Sarrià; salía del colegio y me iba a ver como paraba Alberto". Le prometí que tendrá esa foto.

Con el tiempo, Vicente ocupó la portería de Martorell. "El que nace periquito lo es para toda la vida", asegura convencido también que en el fútbol se pueden tener dos amores. "Mi otro amor es el Madrid, claro. ¿El partido de hoy? No hay que discurrir mucho para saber quién está más necesitado...".

La última vez que vimos jugar a Vicente fue en el homenaje a Emilio Butragueño (1994. Real Madrid, 4-Roma, 0). Hubo un partido preliminar de veteranos y en la portería del fondo norte del Bernabéu, Vicente le sacó un testarazo marca de la casa a Carlos Santillana, picadito, de arriba a abajo. Fue con una mano, volando hacia un palo. El Bernabéu se levantó a aplaudir "al segundo portero catalán más grande de nuestra historia", comentan los madridistas más veteranos. El primero fue Ricardo Zamora, por supuesto.

A Vicente le preocupa el Espanyol. Pero más que nada, la línea del club. Ya no hay distancias; desde Madrid se puede analizar la realidad españolista con la cercanía de un señor de Sants. "Debemos volver a los orígenes, el equipo titular debe tener ocho futbolistas de casa. Así fue siempre, incluso hasta hace cuatro días. Martorell, Argilés, Parra, Faura, Cata, Casamitjana, Arcas, Bertomeu, Mauri, Trías, Mas, los más modernos Solsona, Márquez, Sergio, Capdevila, Tamudo... El Espanyol debe ser eso, un equipo reconocible porque lo forma gente de la casa, con un compromiso claro y una idea muy concreta de lo que es y de lo que representa ese escudo".

El Grapas estará esta tarde en el Bernabéu con el corazón encogido, pero orgulloso de haber crecido viendo parar a Martorell y jugar al Espanyol, su primer amor.