Amistosos
España España ESP

-

Bosnia Bosnia BIH

-

Liga Endesa ACB
Baskonia BAS

-

Gran Canaria CAN

-

Breogán BRE

-

Zaragoza ZAR

-

FINALIZADO
Murcia MUR

80

Obradoiro OBR

58

NBA
Minnesota Timberwolves MIN

-

Memphis Grizzlies MEM

-

FINALIZADO
Brooklyn Nets BKN

119

Los Angeles Clippers LAC

127

FINALIZADO
Charlotte Hornets CHA

119

Philadelphia 76ers PHI

122

FINALIZADO
Orlando Magic ORL

130

Los Angeles Lakers LAL

117

FINALIZADO
Indiana Pacers IND

97

Atlanta Hawks ATL

89

FINALIZADO
New Orleans Pelicans NOP

125

Denver Nuggets DEN

115

FINALIZADO
Boston Celtics BOS

86

Utah Jazz UTA

98

FINALIZADO
Houston Rockets HOU

132

Sacramento Kings SAC

112

FINALIZADO
Chicago Bulls CHI

83

Toronto Raptors TOR

122

FINALIZADO
Dallas Mavericks DAL

112

Golden State Warriors GSW

109

FINALIZADO
Phoenix Suns PHX

100

Oklahoma City Thunder OKC

110

Liga Iberdrola
EN JUEGO
Levante UD Femenino Levante UD Femenino LEVF

2

Málaga CF Femenino Málaga CF Femenino MALF

0

FC Barcelona Femenino FC Barcelona Femenino FCBF

-

Atlético de Madrid Femenino Atlético de Madrid Femenino ATMF

-

FINALIZADO
Athletic Club Femenino Athletic Club Femenino ATHF

2

UD Granadilla Femenino UD Granadilla Femenino GRAF

0

FINALIZADO
Sevilla Femenino Sevilla Femenino SEVF

0

Espanyol Femenino Espanyol Femenino ESPF

1

FINALIZADO
Sporting Huelva Femenino Sporting Huelva Femenino SHUF

0

Valencia CF Femenino Valencia CF Femenino VALF

2

FINALIZADO
Madrid CFF Madrid CFF MADF

4

EDF Logroño EDF Logroño LOGF

0

Mundial de Resistencia
1

K. Kobayashi/López/Conway

2 a 1.4

F. Alonso/Nakajima/Buemi

3 a 1 vuelta

J. Button/Petrov/Aleshin

La amenaza del ‘Canguro’ Aloisi

Primera | J. D. González

La amenaza del ‘Canguro’ Aloisi

La amenaza del ‘Canguro’ Aloisi

MIKEL SAIZ

John Aloisi ha sido el fichaje más caro de la historia de Osasuna, claro que hablamos de 330 millones de pesetas, una ganga en la locura del mercado internacional. Lotina tirará del ‘Canguro’ australiano en el segundo tiempo.

Tiene este ariete australiano bien ganada fama de buena gente, un tío majete que nada más llegar se ganó el vestuario. En Pamplona adoran al ‘Canguro’, que acaba de echar raíces con el nacimiento de su hija Alicia, y al que se le ve pasear como un navarro más desde su casa en el mismísimo Paseo de Sarasate, al lado de la emblemática Plaza del Castillo, donde espera festejar la permanencia de Osasuna en Primera División.

Convengamos en que su tipo de juego no sería comparable a la musicalidad del gran violinista, pero Lotina valora su facilidad para recibir de espaldas, proteger el cuero, permitir las subidas de sus compañeros y su irrupción en el área (a ser posible en el área chica) para matar ahí al portero desde muy cerca. Así lleva ya ocho goles, ni pocos ni muchos sino todo lo contrario, teniendo en cuenta que se alterna en la titularidad con el más pequeño y rápido Iván Rosado. También estuvo ausente algunas semanas cuando se marchó a jugar con la selección de su país la dura eliminatoria mundialista perdida ante Uruguay, menudo viajecito a Montevideo, donde los hinchas más salvajes uruguayos le hicieron pasar miedo físico en el aeropuerto. "Nos escupieron y nos amenazaron".

Aloisi ha descubierto tradiciones españolas, le encanta la comida navarra (devora pinchos), la fiesta de Reyes y la Nochevieja, en la que disfrutó vestido con un disfraz de su compatriota Rusell Crowe ‘Gladiator’. Claro que a él le gustaría protagonizar ‘El Padrino’, difícil porque como apunta un compañero "es tan buena gente que le falta más mala leche para acabar triunfando en el fútbol español".

Su historia deportiva es simple. Primero Italia, luego Inglaterra y ahora España. Aloisi llegó al Cremonese italiano con sólo 19 años, Terry Venables se lo llevó al Portsmouth, y de ahí pasó al Coventry. A Osasuna llegaron buenos informes pese a que sus dos últimos años en Inglaterra no fueron brillantes, y por 330 millones de pesetas compró un ‘9’ rompedor, buen rematador de cabeza, un tipo que no rehúye el choque.

La defensa del Madrid ya le conoce muy bien porque uno de sus ocho goles lo hizo en el Santiago Bernabéu, en el partido de ida el 2 de diciembre de 2002.