"Sí, su padre metía presión"

"Sí, su padre metía presión"

Pino Zamorano es hijo del colegiado Tomás Pino Casado, árbitro de Segunda que pitó partidos en Primera las temporadas 90-91 y 91-92, aprovechándose del grupo único arbitral. López tiene claro que ha sido determinante en la carrera de su hijo: "Hay muchas personas de las que se han beneficiado. Pino Casado fue un árbitro de Primera y dejó muchos amigos. Luego ha acompañado a su hijo por todas partes, consiguiendo ayudas para él. Presionaba a los informadores para que le evaluaran bien. Llegaba al campo, se presentaba como el padre del árbitro y luego les decía: "Bueno, te dejo trabajar tranquilo".