Temas del día

BAR ficha a Richards para superar su crisis

Automovilismo | Fórmula 1

BAR ficha a Richards para superar su crisis

BAR ficha a Richards para superar su crisis

EUROPA PRESS

Villeneuve sigue en el equipo pese a la salida de Pollock.

"De los mayores problemas surgen a veces las mejores soluciones". Estas palabras de Albert Einstein son el nuevo lema de BAR-Honda y el mejor reflejo de la crisis que vive el tercer equipo más rico de la Fórmula 1. La escudería anglojaponesa presentó a bombo y platillo (con coral incluida) su nuevo coche, el BAR 004, en su sede de Brackley (Inglaterra). Sin embargo, no pudo evitar hacerlo con su piloto estrella, Jacques Villeneuve, de brazos cruzados y mirada asesina. Su representante, mejor amigo y fundador del equipo, Craig Pollock, fue obligado a dejar la escudería en la víspera, y su nuevo jefe, David Richards, sólo recibió indiferencia por parte del campeón del mundo de 1997. Villeneuve sigue porque el mercado de los grandes está cerrado, pero llegó a pensar en irse tras los pasos de su protector.

Lo cierto es que BAR necesitaba un cambio. Con un presupuesto cercano a los 40.000 millones de pesetas y el apoyo de unos mejores motoristas del momento, en sus tres años de existencia no ha pasado del sexto puesto en el Mundial de constructores, una posición que ha repetido en las dos últimas campañas. Honda y Reynard, los otros principales accionistas, querían la cabeza de Pollock y la han conseguido. Su sucesor, Richards, es el hombre que ha hecho campeón del mundo a Subaru en los rallys y llega con la misión de poner orden en el gallinero.

De momento, tendrá la ayuda del gigante japonés, que se ha comprometido a colaborar no sólo en los motores, sino también en el chasis durante los próximos tres años. Para 2002 los nipones prometen, en palabras de uno de sus responsables, "el mejor motor del Mundial". Es decir, con más de 850 CV de potencia. El diseño del monoplaza también apunta buenas maneras: un chasis de sólo quince kilogramos de peso, la posición del piloto más tendida jamás vista en un F-1 y un centro de gravedad rebajado.