JUEGOS OLÍMPICOS DE INVIERNO

"El boicot a los Juegos Olímpicos no es suficiente"

Figuras cercanas al gobierno chino y de la política estadounidense valoran el anuncio de boicot diplomático de Estados Unidos a los Juegos Olímpicos de Invierno.

0

El anuncio del boicot diplomático de Estados Unidos a los Juegos Olímpicos de Invierno de Pekín 2022 ha despertado numerosas reacciones y críticas tanto en China como dentro de Estados Unidos, con varias figuras políticas del país pidiendo medidas aún más severas.

El portavoz de China en Naciones Unidas se mostró muy crítico con la decisión del gobierno de Joe Biden. "El llamado 'boicot diplomático' de Estados Unidos es una farsa política. Los Juegos Olímpicos y Paralímpicos de Invierno de Pekín son la reunión de los deportistas y aficionados del todo el mundo. Ellos deberían ser el centro de atención. El éxito de los Juegos no depende de la asistencia del gobierno de cada país. La decisión del Gobierno de Estados Unidos refleja su mentalidad de Guerra Fría. Estados Unidos quiere politizar el deporte, crear división y provocar la confrontación. Esta acción no tendrá apoyo y estará condenada al fracaso"

También se mostró crítico Mike Pompeo, exsecretario de Estado con Donald Trump, que considera la medida insuficiente: "El boicot diplomático de los Juegos Olímpicos no es suficiente. Al Partido Comunista de China le importa un comino el boicot diplomático porque, al final, estarán recibiendo a los atletas. Joe Biden debería plantarle cara al Partido Comunista Chino".

Por su parte Mitt Romney defiende una decisión que supone un mensaje a China pero sin afectar a los deportistas del país: "Un boicot diplomático a los Juegos de Pekín lanza el mensaje correcto al Partido Comunista de China sin dañar a nuestros deportistas. Nunca debimos dejar que los Juegos Olímpicos los celebrase una nación que comete genocidio y que viola los derechos humanos de sus ciudadanos".

El COI también se pronunció sobre este hecho, aunque mantuvo su neutralidad en cuestiones políticas: "La presencia de miembros de los gobiernos y diplomáticos es una decisión política, por lo que el COI mantendrá su neutralidad política en lo que a esto respecta. Al mismo tiempo este anuncio deja claro que los Juegos Olímpicos y la participación de los deportistas está por delante de los intereses políticos y lo celebramos".

La decisión de Estados Unidos también podría tener repercusiones en Canadá, que conoce también los problemas que denuncia Estados Unidos aunque sin mostrar una postura concreta sobre el boicot: "Canadá sigue preocupada por las terribles informaciones de la violación de los derechos humanos en China. Hemos conocido la decisión de Estados Unidos y seguiremos discutiendo este tema como nuestros amigos y aliados".

También se ha replanteado esta idea Japón, donde su primer ministro Fumio Kishida anunció que tomará una decisión en función de lo mejor para su país: "Tendremos en consideración asuntos como los Juegos Olímpicos y nuestras relaciones diplomáticas, y quisiera tomar nuestra decisión basándome en lo mejor para los intereses de nuestro país".