JUEGOS OLÍMPICOS | FÚTBOL

Día D para Ceballos

El futbolista utrerano pasa hoy pruebas médicas en Tokio para determinar si tiene alguna posibilidad de llegar a las semifinales o la final.

0
Dani Ceballos presenció la victoria de España sobre Australia desde la grada.
MIGUEL MORENATTI DIARIO AS

Dani Ceballos pasa este lunes, a las 19 horas (las 12 del mediodía en España), una resonancia en Tokio que va a determinar sus opciones de volver a disputar algún minuto en lo que queda de Juegos Olímpicos.

Tal y como informó AS, el utrerano no ha podido someterse hasta este lunes a pruebas médicas porque el fútbol es un deporte itinerante que está inscrito en la Villa Olímpica de Tokio, donde le corresponde hacérselas. Para realizarlas en Sapporo el protocolo era algo complejo: debían trasladarle en ambulancia, acompañado por una sola persona y en un horario en el que no coincidiera con otros pacientes locales en el hospital. Como estaba completamente descartado para el encuentro ante Australia, que España ganó este domingo (1-0), el doctor de la Selección decidió esperar hasta este lunes.

Ceballos no tiene opciones de jugar el miércoles ante Argentina, partido en el que España necesita un punto para lograr el pase a cuartos, y tampoco llegaría a ese hipotético cruce en el caso de que La Roja se clasifique.

En las primeras exploraciones se le ha diagnosticado un esguince de grado II (entre tres y cuatro semanas de baja). Teniendo en cuenta que la lesión se produjo el pasado 22 de julio, el utrerano estaría descartado para todo el campeonato. Si la resonancia dice que no hay nada roto, intentaría llegar a semifinales o a la final, aunque es muy complicado.

Esta lesión ha sido un golpe durísimo para Ceballos, porque llegaba en el mejor momento de su carrera deportiva. Quedó demostrado en el partido contra Egipto, en el que fue el mejor de España en los 40 minutos que estuvo sobre el césped. El compromiso del utrerano es total y lleva días machacándose junto a Álex Benito, el fisioterapeuta de la Selección. Quiere agotar cualquier posibilidad de volver a jugar en este torneo, pero la realidad es que es bastante complicado.