JUEGOS OLÍMPICOS | TENIS

Muguruza arrasa, Sorribes sigue 'on fire' y Carla se despide

Muguruza venció a la china en 61 minutos y se enfrentará a Van Uytvanck. Sorribes pudo con Ferro y Badosa dejó fuera a Swiatek. Suárez cayó contra Pliskova.

0
Muguruza se venga de Wang y Sorribe sigue 'on fire'
Jesús Rubio

Garbiñe Muguruza avanza con esfuerzo, pero con paso firme, en el torneo femenino de tenis olímpico. La española cosechó una de esas victorias que la llenan contra una jugadora a la que no había logrado vencer en sus dos únicos enfrentamientos anteriores, Qiang Wang (29 años y 48ª del mundo). La china se había impuesto en las semifinales de Hong Kong y Zhuhai, en 2018. Esta vez sucumbió por 6-3 y 6-0 en 61 minutos. Con esta fría venganza, en una cita en la que duele especialmente perder, Garbiñe se mete en octavos, ronda en la que se enfrentará a la belga Alison Van Uytvanck, que dio una de las campanadas del día al eliminar a Petra Kvitova, una de las favoritas, por 5-7, 6-3 y un doloroso 6-0.

Con un tenis sólido, de golpeo contundente y presión constante, la española se deshizo de una rival que no encontró la manera de frenarla. En el primer set, Garbiñe la maduró hasta apuntarse un primer quiebre (4-2), y aunque acto seguido encajó uno, volvió a poner tierra de por medio con facilidad y se hizo con la manga.

El segundo fue un paseo para Muguruza, que puso la velocidad de crucero y le colocó a Wang un rosco demoledor, con diez puntos perdidos al servicio y sólo cuatro errores no forzados, para un total de 13.

Sorribes prolonga la magia

El día después de ganar a la número uno del mundo, la australiana Ashleigh Barty, Sara Sorribes no se relajó, ni mucho menos, y ganó con autoridad a la francesa Fiona Ferro (24 años y 84ª del mundo), una rival a quien, igual que le pasaba a Muguruza contra Wang, no había podido ganar en sus dos únicos duelos (ambos en 2019 en Hobart y Palermo). La castellonense se sacó la espina con una victoria por 6-1 y 6-4 en 97 minutos, que la coloca ya en octavos en su debut olímpica. En esa ronda se las verá con la rusa Anastasia Pavlyuchenkova, finalista este año en Roland Garros, que ganó con mucha solvencia a la alemana Friedsam (doble 6-1).

Con su juego inabordable físicamente, que llega a desesperar a sus rivales, y la buena mano que tiene cerca de la red, Sorribes dominó a una Ferro desconcertada, que incluso llegó a celebrar como buena una bola que se le había ido claramente fuera. Aunque compitió mejor en la segunda manga y obtuvo un break en el séptimo juego, no pudo evitar que Sara la derrotara por fin y en el mejor momento posible para la española, que, con una sonrisa perenne de oreja a oreja, sigue soñando en Tokio.

Badosa se agranda y Carla dice adiós

Paula Badosa, ante una rival de gran enjundia como es la polaca Iga Swiatek, campeona de Roland Garros en 2020 y número 8 del ranking WTA, sufrió menos que en su partido de debut (donde remontó un set adverso) y ya está en octavos de final en Tokio. La nacida en Nueva York se crece ante los grandes retos y este lunes volvió a demostrarlo con una victoria bien trabajada: 6-3 y 7-6 (4) tras una hora y 50 minutos de encuentro. El camino de Paula hacia el éxito será, a priori, algo más amable en la próxima ronda, donde se medirá con la argentina Podoroska (venció a Alexandrova por 6-1 y 6-3) por un puesto en los cuartos de final.

A dicha ronda no aspirará ya Carla Suárez, que dijo adiós a su participación olímpica después de dar toda una nueva lección de coraje sobre la pista. La canaria le puso las cosas difíciles a toda una Karolina Pliskova que en Tokio parte con uno de los carteles de grandes favoritas. Tras perder el primer set, Carla reaccionó con garra en el segundo para forzar el tercero con un rosco en el tie-break. Pero la checa, 7º WTA, le dio la vuelta a la situación con contundencia cuando parecía contra las cuerdas (6-3, 6-7 y 6-1).

Resultados del tenis olímpico.