JUEGOS OLÍMPICOS | CICLISMO

Valverde analiza la carrera de Tokio 2020: "Es muy dura"

El ciclista murciano dio sus impresiones antes de competir mañana en la prueba de ciclismo en ruta. Momparler: "Si Bélgica e Italia se nos van, estamos muertos".

Alejandro Valverde celebra su victoria en los Mundiales de Ciclismo de Innsbruck 2018.
Justin Setterfield Getty Images

El líder de la selección española de ciclismo en ruta en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, Alejandro Valverde, consideró que el recorrido de 234 kilómetros sobre el que competirán el sábado 24, unido a la humedad y al calor japoneses, provocarán una carrera "muy dura" en la que "no hará falta atacar" para descartar rivales, ya que se decidirá "por eliminación".

"Yo creo que es una carrera que no va a hacer falta atacar, va a ser por eliminación, hemos visto el recorrido, con el calor y la humedad va a ser muy dura", explicó Valverde en una rueda de prensa en Tokio, a dos días de disputar los que serán sus quintos Juegos Olímpicos.

El corredor murciano, campeón del mundo en 2018 y con el duodécimo puesto de Pekín 2008 -cuando ganó su compañero Samuel Sánchez- como mejor resultado en unos Juegos, reconoció que vivir su quinta cita olímpica es "un honor" y lo vive "como un regalo".

El trazado de 234 kilómetros entre el Parque Musashinonomori de Tokio hasta las estribaciones del Monte Fuji, con cinco ascensiones y el paso del Mikuni (10 kilómetros y rampas de entre el 10% y el 15%) pone al ciclista murciano ante uno de los trazados olímpicos que más pueden adecuarse a sus características.

"Ya hemos tenido alguno duro, como el de Pekín en el que ganó Samuel, junto con ése, este es el siguiente más duro", analizó Valverde, que consideró el Mikuni un puerto "muy exigente", una subida que su compañero Ion Izagirre reconoció que le recuerda al Mortirolo italiano, aunque este es más prolongado.

En cuanto a la estrategia, Valverde opinó que lo ideal sería tener "un compañero en el corte por delante" para tener "más tranquilidad", en una carrera en la que, habiendo selecciones como máximo de 5 corredores -no todas, algunas tienen menos ciclistas- es "bastante difícil" que una pueda tomar el mando.

El corredor murciano también se refirió a las condiciones de ambientales que se esperan el sábado, con más de 30 grados y una humedad superior al 70%, algo que prefiere "al frío y la lluvia" pero sobre lo que recordó tendrán que "estar atentos a la hidratación, comer bien y no perder la cara a la carrera".

"Del Tour vengo bien"

Valverde aseguró que su traslado a Tokio ha ido "bastante bien", que ya han podido reconocer la última subida y aseguró que se encuentra bien tras completar el Tour de Francia, aunque está por ver si el esfuerzo de la 'Grande Boucle' puede afectarle.

"Del Tour vengo bien. Para mí lo más difícil es saber si con estos cuatro días hemos tenido tiempo ara adaptarnos, pero casi todos los que venimos del Tour venimos igual, y los rivales son muy fuertes, muchos de ellos vienen del Tour y han demostrado un gran estado de forma", añadió.

Su compañero Ion Izagirre, que además será el representante español en la prueba contrarreloj del miércoles 28, consideró que una de las claves será "no perder la cara a la carrera" para que el murciano cuente con opciones. "Luego está el Bala, que siempre salva la papeleta y en un grupo pequeño puede ganar bien", añadió.

En todo caso, el corredor guipuzcoano aseguró que cualquiera de los miembros de la selección podría resolver si tiene la oportunidad de luchar por una medalla.

"Sí, está claro, al final hay que tomar decisiones y una cosa es lo que se dice y otra donde te lleva la carrera que es donde ella quiere. Es importante mientras que haya fugas estemos atentos", señaló Izagirre, miembro de una selección que completan su hermano Gorka Izagirre, Omar Fraile y Jesús Herrada.

Vigilar a Bélgica e Italia

El seleccionador Pascual Momparler destacó como un elemento clave vigilar a las selecciones belga e italiana. "Tenemos que estar con ellos", enfatizó, recordando que estos corredores -salvo Gorka Izagirre- ya estuvieron en el equipo que ayudó a Valverde a ganar el Mundial de Innsbruck (Austria) en 2018.

"Este es el equipo de Innsbruck, un equipo súper compenetrado, que sabe correr sin pinganillo, y saben que si nos van esas seleccione estamos muertos, tenemos que tirar, cogerlos o si no retirarnos. Sabemos dónde tenemos que estar para no fallar y no perder la cara a la carrera será lo más importante", resumió.

Entre el resto de favoritos, Momparler citó al esloveno Tadej Pogacar, al belga Remco Evenepoel, al neerlandés Bauke Mollema o al colombiano Rigoberto Urán, pero insistió en que "el principal rival es la carrera"

El presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco, deseó suerte a los corredores, elogió el esfuerzo de Valverde por estar en estos Juegos y recordó el éxito de Pekín 2008 con la medalla de oro de Samuel Sánchez.

"En aquel momento el ciclismo estaba considerado como deporte individual, y cuando pasaron los Juegos, Samu mandó una carta diciendo que él había ganado porque el equipo le había hecho ganar, y eso lo tengo clavado", recordó Blanco, que señaló que "la fuerza es el equipo y el ciclismo es equipo siempre".