JUEGOS OLÍMPICOS | CICLISMO

Pujol y la clave en los Juegos: "¿Valverde? Puede sorprender"

Óscar Pujol vivió y entrenó durante cuatro años en el recorrido japonés de la prueba olímpica. Analiza en AS las claves de la carrera y los grandes favoritos.

Pujol y la clave en los Juegos: "¿Valverde? Puede sorprender"
AFP

En la madrugada del viernes al sábado se disputa una de las grandes pruebas en los Juegos Olímpicos de Tokio: la carrera (en ruta) olímpica, con uno de los circuitos más duros de la historia: 234 kilómetros, cinco exigentes ascensiones y 4.865 metros de desnivel. "De los más complejos de siempre", destaca Óscar Pujol (37 años) El catalán, exciclista en equipos como Cervelo y Pharma-Lotto, lo dice de primera mano: de 2015 a 2018 corrió en las filas del Team UKYO de Japón. Sus cuatro victorias profesionales son en suelo japonés, incluyendo éxitos en partes del recorrido olímpico, y con récords en Strava añadidos. Ahora se dedica a otras labores, ya que es el presentador de GCN y sigue ligado a su deporte, pero siendo un "ciclista multidisciplinar".

Perfil de la prueba

Ahora, a las puertas de la gran cita olímpica, y tras recuperarse del maldito coronavirus, analiza en AS el recorrido: "Nadie más me ha preguntado, la verdad. Me lo conozco bien, fueron muchos años viviendo y entrenando por la zona", añade. "En todo momento es un terreno pestoso. De salida te vas a pegar dos horas sin parar de pedalear al máximo, y eso que la media es difícil que salga alta al final. En la primera ascensión, Doushi Road, se encontrarán durísimas rampas... y eso que es solo el principio. Las carreteras son buenas, por lo que los descensos no deben ser peligrosos (si el tiempo respeta)", destaca. Todo esto antes de arrancar la que posiblemente sea la ascensión más icónica de Japón: el Monte Fuji.

"Es muy largo. Hay tramos más llevaderos, al menos en la vertiente en la que lo subirán, pero ya los favoritos deben estar muy atentos. Una vez coronado, y en el descenso hasta llegar al Mikuni Pass, se puede romper la carrera. En este aspecto será muy importante el equipo, y España cuenta con cinco corredores, el máximo. No deben dar mucho margen a la fuga, y obviamente ver quién la compone, porque si hay alguno peligroso... debe haber entendimiento por detrás", detalla. "Hará mucho calor y una humedad alta, por lo que sudarán una barbaridad. A nosotros nos pasaba. Entre el Mikuni y el Kagosaka se puede formar el corte bueno, ahí si que hay que estar en todo movimiento... porque puede ser diferencial", explica.

"¿Favoritos? Conociendo el recorrido y viendo cómo llegan los corredores, diría que es ideal para Pogacar. Es muy duro el terreno y los demás han demostrado andar menos que él. El italiano Colbrelli también puede tener sus opciones. (Finalmente, el italiano es baja y no estará con su Selección) ¿Valverde? Quizás le falte un poco, pero puede sorprender. España tiene que hacerse fuerte como equipo. Sorprende que no vaya Pello Bilbao, porque sería un buen secante para posibles movimientos", cuenta Pujol, que se alegra de que millones de espectadores vayan a poder ver las carreteras por las que tanto entrenó y triunfó. "Me hace mucha ilusión. Ya se sabía el recorrido el último año que competí allí (2018) y veréis imágenes espectaculares, en especial el Monte Fuji con el sol detrás". Alternando Valladolid y Girona, y sin parar de grabar vídeos... sigue montando. Esta temporada participa en la Copa de España de maratón... y va líder. El que tuvo, retuvo. Seguirá la prueba olímpica por la tele y verá imágenes muy familiares.