JUEGOS OLÍMPICOS | BALONCESTO

Juancho pone el despertador

El día después de saber que iría a los Juegos, el madrileño estaba a las 8:00 horas en el gimnasio. Hará una o dos sesiones diarias en el hombro izquierdo para recuperarse.

Dallas
0
Juancho pone el despertador
FEB

"De tener cero posibilidades a esto...". Juancho está feliz. Viajó a Las Vegas a por el milagro y lo ha conseguido. Estará en sus primeros Juegos Olímpicos. Las exploraciones de los médicos de la Selección coincidieron con las de la enviada especial de Minnesota Timberwolves a Las Vegas. La luxación acromioclavicular no era tan grave como detectaron los primeros análisis el 8 de julio. "Agradezco profundamente el comportamiento de los Wolves", recalcó Scariolo al final del partido contra Estados Unidos.

Pero esto sólo ha sido el primer paso. Ahora queda una semana para poner el hombro a punto y el primero que no se conforma sólo con estar en la lista es Juancho Hernangómez. El día después de saber que estaría en los Juegos, se presentó a las 7:59 de la mañana, con puntualidad británica, para ponerse a en manos de Enrique Salinas, preparador físico de la Selección, para empezar a trabajar en el hombro izquierdo, que recibirá una o dos sesiones específicas diarias.

Es frecuente ver estos dias conversaciones entre Juancho y el seleccionador, Sergio Scariolo. El italiano tenía claro que no arriesgaría bajo ningún concepto la salud del jugador. Una vez conseguida la luz verde, se trata de intentar que el hombro presente las máximas garantías en el inicio de la competición. Juancho ya es un jugador con un rol de peso específico en la Selección y su recuperación es básica para que el equipo de Scariolo tenga un perfil más físico.

La actitud de Juancho está siendo ejemplar. Lo fue desde el inicio para explorar las posibilidades que tenía de llegar a Tokio y ahora en el trabajo específico. Es un jugador emotivo que, además, transmite energía positiva al grupo. "De tener cero posibilidades a esto". No hay quien pare a Juancho.