JUEGOS OLÍMPICOS

"Los Juegos, una misión suicida"

Hiroshi Mikitani, CEO del gigante japonés Rakuten, critica la gestión de la pandemia por el gobierno y pide la cancelación de la cita olímpica.

"Los Juegos, una misión suicida"
FRANCK ROBICHON EFE

Nuevas dudas sobre la celebración de los Juegos Olímpicos de Tokio (23 de julio al 8 de agosto). Y esta vez llegan desde un gigante japonés como la empresa audiovisual Rakuten, ya que su CEO, Hiroshi Mikitani, calificó la organización de la cita olímpica en las fechas previstas de este verano como "una misión suicida". "Es muy peligroso albergar un gran evento internacional como este. El riesgo es demasiado grande y estoy en contra de ser sede de los Juegos Olímpicos de Tokio este año", se explicó el directivo.

Mikitani realizó estas observaciones en un momento en el que Japón ha ampliado el estado de emergencia y lucha contra la cuarta ola de la pandemia, que está ejerciendo una tremenda presión sobre el sistema sanitario nipón. Sin embargo, desde el gobierno japonés las declaraciones respaldan la organización del macroevento deportivo. "Es posible albergar unos Juegos seguros y protegidos", aseguró este viernes Yoshihide Suga, primer ministro del país.

Hiroshi Mikitani, izquierda, es el CEO de Rakuten y también el dueño del Vissel Kobe, equipo en el que milita Andrés Iniesta.

"Aún es posible cancelarlos"

Pero para Mikitani, no es demasiado tarde para tomar la drástica decisión de cancelar los Juegos Olímpicos. "Todavía es posible", afirma, a pesar de que apenas quedan diez semanas para que comiencen. Lo cierto es que sus declaraciones llegan en un momento en el que la opinión pública del país está dividida. Una petición de parar su celebración ha sido firmada por 351.000 personas, escrito que fue entregado a las autoridades. 

De hecho, esta semana también se han conocido las quejas del Sindicato de Sanitarios Japoneses, que han apuntado en la misma dirección y sus afirmaciones crearon un enorme revuelo en el país. Los sanitarios enviaron una petición al gobierno en el que se pedía la cancelación de la cita olímpica. "Para los deportistas va a ser duro, pero alguien tiene que decir que los Juegos no se pueden celebrar", se aseguraba.