NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Real Madrid

Vinicius, solución de emergencia

El brasileño vuelve a tirar del Madrid en Almería. Su insistencia fue decisiva para darle la vuelta al marcador.

Antonio Villar
Actualizado a

El techo de Vinicius parece no tener fin. El desatascador blanco volvió a ser clave para que el Madrid remontase en Almería tras el gol tempranero de Ramazani. El trabajo y el poder de creer hasta el último momento tuvo premio una noche más, y si no que se lo digan al bueno de Vini. Durante los 83 minutos que disputó en el Power Horse Stadium, el carioca fue el más desequilibrante del equipo de Ancelotti. Su carta de presentación en el estreno liguero le colocó en la zona noble en algunas de las estadísticas donde deben brillar los futbolistas de ataque: cinco duelos ganados, un tiro al palo, cuatro oportunidades de gol a campo abierto generadas... Además, creó dos ocasiones manifiestas de gol, el mejor de la primera jornada en ese respecto y, sobre todo, fabricó el tanto del empate en el 61′. Se presentó en el balcón del área, desmontó la defensa con un autopase y Lucas terminó aprovechando el rechace. Ese fue el germen de una remontada que completó Alaba con un libre directo magistral en el 75′.

La temporada ha comenzado tal y como acabó la anterior: el Madrid ganando con un Vinicius decisivo. El broche a su temporada pasada llegó en el Stade de France, donde marcó el tanto de la Decimocuarta, que sirvió como guinda a una actuación en la máxima competición continental que ya tiene recompensa. En los albores de la Supercopa, recibió el premio al Mejor Jugador Joven de la última Champions. Y es que, además de ante el Liverpool, cargó con el equipo a sus espaldas en momentos críticos, como en la ida de semis en el Etihad. Con el City comodísimo y amenazando con sentenciar tras el 3-1 de Foden, cabalgó desde el centro del campo para batir a Ederson dos minutos después. Números aparte, se consolida como el clavo ardiendo al que se aferra el ataque blanco cuando más se le tuerce el gesto al encuentro. De París a Almería, pasando por Helsinki. El brasileño (22 años) certificó con sus dos primeros partidos oficiales del curso que el año del cambio no fue casualidad. Con los de Rubi bien plantados, fue el ‘20′ el que aportó soluciones. En una de sus internadas habilitó a Benzema en la primera parte, que no acertó, y ya en la segunda parte agitó la coctelera hasta que el 1-1 ocupó el luminoso.

Durante la 2021-22, el delantero merengue dejó atrás los problemas de cara a puerta que le perseguían desde que aterrizó en el Real Madrid en 2017: anotó 22 goles, regaló 16 asistencias y forzó cuatro penaltis, es decir, el 27,5% de los goles y el 16,9% de las asistencias blancas fueron obra del futuro Balón de Oro, como le bautizó Florentino Pérez. Gracias a estos números, el valor de Vini se va disparando: empezó el verano pasado tasado en 40 M€ por Transfermarkt y su etiqueta ya marca 100, una subida del 150 % en 12 meses.

Rumbo al Balón de Oro

En la temporada pasada Vinicius ya arrancó como un tiro. En la tercera jornada de Liga se había hecho con la titularidad gracias a sus tres goles desde el banquillo, ante Alavés y Levante, en las dos primeras jornadas. Cuando France Football compartía sus nominados para el Balón de Oro, su nombre no estaba entre los 30. La explosión llegó demasiado tarde para el galardón dorado en 2021, pero en 2022 no solo estrena condición de candidato, sino que aspira a estrenarse en el podio. El ganador apenas se discute, pues Benzema parece tener su nombre escrito para tomar el testigo de Messi, pero en la foto puede aparecer escoltado por Courtois y Vini, que rivalizarán con De Bruyne, Salah y Mané por la plata y el bronce.

El brasileño ha crecido mucho a lo largo del curso y aparece en las conversaciones de los principales trofeos individuales. Algo que ha puesto fácil el camino a su renovación con el Madrid. Este periódico ya informó que hay acuerdo y el anuncio oficial está próximo. Su contrato, que expira en 2024, se extenderá hasta 2027, con una cláusula de 1.000 M€ y el consiguiente aumento de sueldo que va de la mano de su consideración a candidato al Balón de Oro. El futuro no se entiende sin el desequilibrio de Vinicius.

El salto de nivel es evidente y le pone a la altura de Kylian Mbappé y Erling Haaland, con quienes comparte podio en los principales medidores de valor. De hecho, solo el del PSG tuvo mayor incidencia que Vinicius durante la última temporada según los datos de Olocip. Con sus acciones, en la competición doméstica generó 21,38 goles más de los esperados (Juanmi fue segundo en Liga, con 13,88), por los 24,7 de Mbappé. Con 22 años, Vinicius presume de 172 partidos disputados con el Madrid, 10.723 minutos, 37 goles, 44 asistencias y siete títulos (uno cada 24 partidos). En la 2022-23, la dinámica no ha cambiado. La Supercopa puso la primera piedra del Sextete y el de São Gonçalo mantiene su rol de desatascador.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?