NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

RACING | EL ALARGUE

Romo tuvo razón el viernes, pero él no lo sabía

El Racing demostró en la última media hora, cuando se fue a por el Eibar, que tiene mimbres para competir contra cualquiera

Actualizado a
Sekou Gassama, nada más marcar el gol del Racing ante el Eibar.
AMAIA ZABALODIARIO AS

“Se hacen valoraciones solo desde el punto de vista defensivo, pero yo pienso que hay que hacer todo lo contrario: hay que atacar mucho más que defender. Si solo defendemos, ellos se van a encontrar muchas situaciones peligrosas”. Romo dixit. El viernes, antes de viajar a Ipurua. Tenía razón, y quedó claro durante el partido. En cuanto el Racing se puso a atacar (y metió los cambios en el terreno de juego) se merendó al Eibar, tuvo ocasiones y mereció, como poco, empatar. El problema es que esto empezó a pasar después de dilapidar una hora de partido defendiendo en vez de atacando. El propio míster dijo al término del partido que los goles encajados llegaron no por atacar poco, sino por defender mal. Verdad, a medias. Arturo, Mantilla y Parera cometieron sendos errores catedralicios en la (no) defensa de la jugada del 1-0 y el propio Arturo, Pol Moreno y la defensa en general en la del 2-0, sí. Sí, pero..., el Eibar se acercó al área mucho más de lo que mereció su exiguo caudal de juego porque el Racing no le atacó hasta que entraron Íñigo Vicente y Marco Camus. Esta vez fallaron las intenciones. Y el once. Y no es hablar después del partido, ahí están las grabaciones de las retransmisiones de las emisoras de Cantabria, cada una de su padre y de su madre, antes del inicio del choque.

Ojo con el 12

Sekou Gassama hace mucho tiempo que no era importante en sus equipos. Probablemente, desde aquella primera vuelta con el Almería 19/20. Desde entonces no le dieron bola (o no la dio él, que hay que oir a las dos partes) en Fuenlabrada, Valladolid y Málaga, pero eso se acabó. Ahora mismo es fundamental en el juego del Racing y él, pese a que en los últimos minutos parece estar al borde del colapso físico, se está creciendo. En cuatro partidos lleva dos goles, muy meritorios, dos cabezazos al travesaño, muy meritorios, y, sobre todo, está pudiendo con sus pares, a los que está minando la confianza desde el minuto 0 ganándoles todos los duelos. Su partido en Ipurua, sin pulmones ni piernas en la última media hora, es muy esperanzador, que le pregunten a un veterano como Arbilla. Si coge el punto físico y el equipo le pone balones con intención en el área, puede ser un buen émulo de aquel otro 12, larguirucho e inolvidable, Nikola Zigic. Ojalá que este también encuentre su Munitis.

Peque, del Racing, en el partido frente al Eibar en Ipurua.
Ampliar
Peque dejó muy buenos apuntes en sus minutos sobre el césped en Eibar.AMAIA ZABALODIARIO AS

¿Parera 2.0?

Aunque a algunos miembros del cuerpo técnico les cueste creerlo, el racinguismo no critica un fichaje o alaba otro en función de si se intuye que el ideólogo de su contratación sea Romo o sea Martija. Se vio el año pasado con Miquel Parera. Llegó con una hoja de servicios, pocos, ya que Manolo Reina le tapó el acceso a la portería del Mallorca, que no ilusionaba. Y no ilusionó. Pero se le vio jugar y nadie ha regateado un elogio al de Manacor. A tal señor, tal honor. Me está empezando a dar la misma sensación con Peque. El pequeño delantero catalán ha llegado a Santander sin currículo para que le fichara el Racing. Y se dijo. Para eso estamos. Y cuando va dejando detalles, como está haciendo, se dice. Ojalá haya que ponerle un busto en la Plaza de Pombo. Todavía le queda para eso, pero, aunque creo que está lejos de reclamar un puesto en el once, cada vez que entra en el campo, suma. Tiene chispa, se ofrece siempre, ataca el espacio, es valiente..., pinta bien. Y es joven. Aun me queda descubrir cual es su posición ideal, eso sí.

Juergen crece

Reconozco que desde el principio de pretemporada he tenido la sensación de que Juergen Eilitim es de esos futbolistas que parece que hace más de lo que hace (lo contrario que Rubén Alves, por ejemplo). De mediapunta me parecía que únicamente hacía toreo de salón, que en cuantro veía un morlaco con pitones sin afeitar reculaba hacia terreno de nadie. Y que no sumaba. Ahora he de reconocer que cada día veo al cartagenero (de Indias) más importante. Con compromiso defensivo y, ahora sí, mirando de cara a la portería, generando cosas en el área rival. Si además sigue mejorando al sacar las acciones a balón parado, supongo que el sábado ya alternándose con Pombo, mejor, que Gassama las toca todas. De momento van a la madera, pero esas rachas de mala suerte no son eternas. Me estoy dando cuenta, ahora que acabo, que este Alargue, pese a la derrota y la final que se viene frente al Málaga, me ha salido más jabonoso de lo que yo mismo creía. Debe ser porque, pese a la hora inicial, el Racing no mereció perder en Eibar y me llegó hondo el compromiso total del equipo. Y de su afición.

Piña de los jugadores del Racing en Ipurua.
Ampliar
Los jugadores del Racing lo dieron todo en Ipurua hasta el último segundo.AMAIA ZABALODIARIO AS
Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?