NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL OVIEDO

Montoro, el medio centro deseado por el Oviedo

El club azul quiere cerrar la llegada del pivote para darle un salto de calidad a la medular

Actualizado a
Montoro.
PARKERDIARIO AS

Bolo tiene desde hace días el grueso de la plantilla con la que podrá contar esta temporada pero la advertencia siempre ha sido que aún quedaban puestos que retocar. El medio centro es el más claro de ellos. Y ese déficit puede ser cubierto en las próximas horas con la llegada de Ángel Montoro, sin equipo tras su periplo en el Granada. El club azul trata de llegar a un acuerdo con el futbolista para que se ponga de forma inmediata a las órdenes de Bolo en El Requexón.

Montoro, de 34 años, está libre y cubriría el rol de medio centro imaginativo, capaz de construir la jugada. Algo similar a lo que hacía Gastón Brugman la pasada temporada en el centro del campo azul. El uruguayo estuvo cedido por el Parma y dejó un gran sabor de boca, pero en la presente campaña ha recalado en Los Ángeles Galaxy, de la liga norteamericana, y el Oviedo busca desde entonces un sustituto de condiciones similares.

A Montoro le avala su larga trayectoria en el fútbol profesional. A sus 34 años, sus últimos años en el Granada confirman su valía. El valenciano fue clave en el ascenso nazarí de la 2018/19, en la que participó en 35 encuentros y fue el encargado de llevar la manija. El salto a Primera le hizo ir perdiendo protagonismo en los planes del Granada, también tuvo algunos problemas físicos, pero siguió contando con cierto protagonismo, incluso en competición europea. En la temporada 2020/21 participó en 11 partidos de la Europa League, como titular, y anotó un tanto.

La de Montoro sería la octava incorporación para el Oviedo este verano. Antes, el club azul había firmado a Quentin Braat, Miguelón, Oier Luengo, Pomares, Aceves, Marcelo Flores y Sergi Enrich. Además, y ya con Pachuca a los mandos, el Oviedo había logrado cerrar la operación más deseada de este verano: la continuidad de Borja Sánchez, que renovó por tres temporadas más con el conjunto carbayón a pesar de contar con propuestas más sugerentes, en lo económico y en lo deportivo.

Con la previsible llegada de Montoro, la sala de máquinas de los azules coge forma. Bolo ya contaba respecto a la plantilla de la temporada pasada con Luismi, Javi Mier y Jimmy. Además, el técnico ha probado durante el verano a Hugo Rama en esa posición, y el gallego ha dejado buenas sensaciones.

Salidas pendientes

Además, la dirección deportiva trabaja en tratar de dar salida a alguno de los futbolistas con los que Bolo no tiene previsto contar durante este curso. El caso más evidente es el de Jirka, que llegó el año pasado tras un buen curso en el Mirandés y que con el Cuco Ziganda no demostró el potencial que se le supone. Tampoco parece Bolo dispuesto a contar con él, por lo que la salida más clara parece buscar minutos en otro destino.

Además de las posibles salidas, está también la opción de la ampliación de capital que Pachuca prepara para darle al equipo un salto de calidad. La presencia en Oviedo de los mexicanos esta semana servirá para apuntalar una operación que logrará que Tito tenga margen suficiente para inscribir a los nuevos fichajes y para, incluso, acometer más incorporaciones si las condiciones del mercado ofrecen algún jugador interesante.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?