NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LAS PALMAS

La importancia de la reacción

La U.D. despertó sobre la bocina ante el Levante, en el derbi ganó por primera vez en un mes y ayer volvió al liderato, con permiso del Burgos.

Actualizado a
03/12/22 PARTIDO SEGUNDA DIVISION
SPORTING DE GIJON - UD LAS PALMAS
FINAL DEL PARTIDO
ALEGRIA CELEBRACION CON SEGUIDORES
Eloy AlonsoDiarioAS

Quentin Tarantino respondía por qué creía que Robert de Niro era el mejor actor del mundo en una entrevista con Charlie Rose, un periodista estadounidense. “Cuando de Niro está actuando como Lewis —su personaje en Jackie Brown— y miras cada clip aislado de la grabación, en cada uno de esos cortes, él es Lewis. Hay gente del mundo de la actuación que sugiere que en la vida hay infinitas posibles reacciones y que cualquiera es posible... Yo no creo en eso, en absoluto. Si tú estás metido en el personaje, sólo tienes una serie de opciones. Si algo raro ocurriese en esta mesa ahora mismo, no hay un millón de posibilidades de que tú reacciones, probablemente Charlie Rose lo hará de cuatro formas y de Niro tiene eso”.

Ayer, más de 20 años después de esta entrevista, Las Palmas se enfrentaba al Sporting de Gijón, ganaba 0-1 y se volvió a poner líder de Segunda a esperas del certificado que falta por llegar de Burgos. Al regreso a esa primera posición, provisional, García Pimienta tiró de su manual, importan los puntos, no las posiciones. Porque nada de lo hecho hasta ahora, asegura comportamientos futuros y la única certeza es el botín.

Sin embargo, se está empezando a vislumbrar un patrón de reacciones en la U.D. Las Palmas de García Pimienta y es reseñable que después de casi un mes sin ganar donde perdió su butaca de ascenso directo, la recuperara a poco que ganó un partido, y en cuanto ganó dos tiene muchas posibilidades de ponerse el gorro de guagüero de la categoría.

Esas son características de los equipos que acaban arriba. Poca profundidad del corte cuando caen y velocidad para recuperar la ventaja cuando se levantan. Algo que hacía tiempo que Las Palmas no se veía, pendiente de carambolas por venir y cuentas de la lechera a posteriori en forma de condicional. Porque independiente del éxito final o leñazos en la última curva como le ocurrió al Eibar el curso pasado, las malas rachas en los equipos aspirantes dejan sietes en las telas que sirven para mejorar ideas pero no derrumban ni arramblan proyectos.

A Las Palmas, tras los tropiezos ante Huesca y Burgos, le seguía un tramo repleto de emboscadas en las que girar la tortilla podía ser complicado. Partido ante el Eibar, visita al Levante con velocidad de crucero, derbi contra un Tenerife que venía de enganchar las victorias que no había enganchado antes, desplazamiento a Gijón y Oviedo, sin el portero titular, sin Mfulu frente al Sporting, sin Sandro... Sin Jonathan Viera. Sin embargo se volteó en el último de los minutos frente al Levante y la U.D. salió reforzada y vitaminizada del derbi y de El Molinón. Con Domínguez, con Fabio, con Andone o Marc Cardona y sobre todo sin excusas, la regla número uno de García Pimienta. Reaccionando como se espera de los líderes con la base que da la certidumbre de los puntos.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?