NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL OVIEDO

El play-off, la asignatura pendiente del Oviedo

Desde su regreso a Segunda en 2015, los azules nunca han logrado pelear por el ascenso a Primera en la promoción

Actualizado a
16/04/22 PARTIDO SEGUNDA DIVISION 
SPORTING DE GIJON  -  REAL OVIEDO
GOL DE BORJA BASTON 0-1
ALEGRIA
ELOY ALONSODiarioAS

El Oviedo regresó al fútbol profesional a finales de mayo de 2015 en un partido en el Carranza que es especialmente recordado por la afición azul: suponía el cierre de la etapa en el barro, la más dolorosa en la historia del conjunto carbayón. La ambición de palabra del máximo accionista hacía pensar que el salto a Segunda solo sería una breve parada en el camino de un objetivo que debía llevar al histórico conjunto asturiano a la elite del fútbol nacional. Incluso Arturo Elías, representante del Grupo Carso, habló de 5 años para lograr el objetivo. La realidad, en cambio, se ha encargado de llevar la contraria a aquella ambiciosa meta y el Oviedo no ha logrado en las últimas siete temporadas luchar al menos por el ascenso en la fase de promoción.

La pasada campaña estuvo cerca de lograrlo pero se quedó fuera de los seis primeros por una cuestión de goles. El Oviedo fue séptimo, igualado a puntos con el sexto, el Girona. Pero los catalanes tenían mejor saldo en los enfrentamientos directos (empate en el Tartiere y victoria local en Montilivi) por lo que el Oviedo se quedó a las puertas. La sensación de oportunidad perdida fue aún mayor cuando, tres semanas más tardes, los de Míchel lograban triunfar en el play-off eliminando a Eibar y Tenerife. Otra vez el sexto como el mayor triunfador de la promoción a Primera.

No es la primera vez que los azules se quedan a las puertas de colarse entre los seis primeros. Ya con Sergio Horacio Egea, en la campaña que siguió al éxito del Carranza, el equipo se acostumbró a navegar en la zona noble durante la mayor parte del curso, luchando incluso por los dos primeros puestos. Pero la crisis en la que se metió el equipo en marzo y una revuelta del vestuario con el entrenador hizo que todo saltara por los aires y que el argentino presentara su renuncia. Le sucedió Generelo, los resultados cayeron en picado y el Oviedo acabó noveno, fuera de cualquier opción de pelear por algo bonito.

Al año siguiente, 2016/17, Fernando Hierro asumió el timón y el equipo, una vez corregidos los errores iniciales, se situó en el pelotón de favoritos, con los dos pies entre los seis primeros durante gran parte de la temporada. Pero el equipo se desmontó al final y acabó cedidendo ante el empuje de otros rivales, en la octava plaza.

Pero la campaña que se pareció más a la más reciente fue la 2017/18, esta con Juan Antonio Anquela al frente del equipo y una plantilla perfilada con muchos fichajes llegados del mercado internacional. El Oviedo también encontró el ritmo tras un inicio don dudas y se coló arriba. Enganchó una racha magnífica que le hizo cruzar el Ecuador de la Liga en el play-off e incluso mirando hacia más arriba. Pero tras derrotar al Sporting en casa, el equipo se vino abajo, incapaz de mantener las buenas sensaciones de gran parte del curso.

El resto de temporadas, el equipo siguió una trayectoria a la baja. Especialmente peligrosa fue la campaña 2019/20, la condicionada por el covid. El Oviedo contó con el impulso de Ziganda en el último tramo para sacar la cabeza de la zona más peligrosa y lograr una salvación que supuso un mal menor. Pero el susto quedó en el cuerpo. Supuso además esa campaña el inicio de la historia del Cuco Ziganda en el Oviedo, que se ha desarrollado por 3 temporadas, con muy buena valoración por parte de los aficionados pero con una espina ya conocida de sobra en el Tartiere: la incapacidad de colar al equipo en el play-off de ascenso a Primera.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?