NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Real Oviedo

El Oviedo mira hacia arriba

Los azules suman 10 de los últimos 12 puntos en juego tras ganar en Tenerife y se olvidan de la lucha por la permanencia

Actualizado a
26/11/22  PARTIDO SEGUNDA DIVISION 
REAL OVIEDO  -  MIRANDES   
ALEGRIA BORJA BASTON GOL 1-0
Eloy AlonsoDiarioAS

En Tenerife, el triunfo llegó de la forma más afortunada. Fue mejor el equipo local, que acumuló ocasiones ante la meta de Braat, especialmente en la primera media hora de juego. Corrigió después Cervera algunas cosas y el Oviedo mejoró. Y en una acción a balón parado, David Costas dio con la tecla, batió a Soriano y puso en ventaja al equipo azul. Ahí supieron los de Cervera que los tres puntos esta vez no se escaparían. A partir de entonces, orden, trabajo y una defensa de hormigón para que el Tenerife se diera una y otra vez de bruces contra la zaga liderada por David Costas y Dani Calvo.

Los tres puntos premian el trabajo defensivo de los de Cervera, una marca que empieza a ser de las más productivas en la competitiva Segunda División. Desde que el técnico reemplazara a Bolo, el Oviedo ha competido en todos los escenarios. Tan solo ha perdido dos choques, ambos con goles en el añadido, y ha empatado otro, también recibiendo más allá del 90, y el resto de encuentros, cuatro, los ha ganado. Los números con Cervera son los de un equipo que aspira a estar en el play-off.

Mirar a los seis primeros aún es una meta demasiado ambiciosa para el Oviedo, al que aún le queda sin embargo más de la mitad del curso para terminar de corregir el rumbo. Pero sí sirve de momento para mirar más allá de los últimos puestos. Ya no se hacen cálculos con los cuatro últimos de la tabla y se quiere mirar más arriba.

El buen momento se traduce en puntos. El equipo ha conquistado 10 de los últimos 12 en juego, convirtiéndose en uno de los conjuntos más en forma de la categoría. La buena dinámica comenzó con un triunfo prestigioso ante el Granada, 1-0 en el Tartiere, en un duelo condicionado por la expulsión de Alonso Aceves a los 40 minutos de juego. Los de Cervera se repusieron en un magnífico ejercicio defensivo y Enrich acertó de tacón en la única opción ante la meta rival.

A continuación, y tras el paréntesis copero que sirvió para certificar con sufrimiento el pase a la siguiente ronda (2-3 en Torrelavega), el Oviedo empató en Ponferrada, 1-1, en un final loco, en el que encajó un tanto y malogró un penalti.

Pero ese cruel desenlace no afectó a la moral del grupo, que la semana siguiente logró quedarse con los tres puntos, otra vez al calor del Tartiere, en otro 1-0 frente a un Mirandés al que se consideraba un rival directo por la salvación.

Triunfo afortunado

Con esa buena dinámica se presentó el Oviedo en Tenerife, donde la trayectoria al alza encontró la continuidad a anhelada. Otro 1-0, esta vez con aún más sufrimiento. Otros tres puntos para la mochila y con la sensación añadida de que, esta vez sí, el equipo puede aspirar a cotas mayores que a la simple permanencia en la categoría. A pesar de los buenos números, Cervera pide calma y exige analizar lo sucedido en el Rodríguez López, donde los suyos fueron inferiores al rival. La exigencia se mantiene pero los números, ahora sí, sonríen.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?