NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LEGANÉS

El Leganés tiene un atasco central

Ante el Alavés, la salida en largo durante la primera parte condicionó el partido. Omeruo sufrió especialmente. La presencia de Nyom en el eje, llamativa.

Actualizado a
13/08/22
LEGANES -  ALAVES
PARTIDO SEGUNDA DIVISION
GOL MIGUEL DE LA FUENTE ALAVES 0 - 1 DANI JIMENEZ
PEPE ANDRESDiarioAS

El Leganés estrenó el proyecto Imanol Idiakez con una derrota ante el Alavés (1-2) en la que los centrales fueron objeto de debate aun incluso cuando la pelota no comenzó a rodar. La presencia de Allan Nyom en el eje en lugar de Sergio González (el primero suele ejercer más de lateral frente al segundo, uno de los dos únicos centrales natos disponibles que tenía disponibles) suscitó sorpresa relativa que, con el paso de los minutos, mutó a escepticismo recurrente.

Los problemas de su pareja de baile, de Omeruo, a la hora de dar salida al balón, especialmente en la primera parte, transformaron al Lega en un equipo sufridor. Todo lo contrario que en una segunda parte en la que, sin arriesgar con desplazamientos en largo, armaron una idea de juego más cercana a lo que propone Imanol Idiakez.

Centrales como punto de partida

Porque en la pizarra del guipuzcoano, la figura de los centrales es capital para iniciar juego. Lo demuestran los datos. Nyom y especialmente Omeruo fueron, ante el Alavés, los jugadores que más pases ejecutaron con 78 y 90 en total. En el caso Nyom, su efectividad rondó el 93,6% mientras que con Omeruo la cifra bajó al 85,9%.

Omeruo, en un lance del Leganés - Alavés
Ampliar
Omeruo, en un lance del Leganés - AlavésJAVIER GANDUL

Y es que al nigeriano le cuesta ejecutar con calma el movimiento del esférico. De los 14 pases que falló durante el encuentro, más de la mitad, ocho, fueron en campo propio. El resto fueron en campo contrario y en algunas ocasiones, con desplazamientos a distancia donde le falló la precisión. Probó once pases lagos y sólo tres fueron exitosos. Nyom lo probó en ocho ocasiones y sólo marró en tres. La diferencia es notable, pero no insalvable, como sucedió precisamente frente a los vitorianos.

Cissé y Pardo, escuderos de Omeruo

Al descanso, ya con 0-1 en el marcador, Idiakez transformó la pizarra del Leganés, que había jugado como un 4-4-2, para plantarse con un 4-3-3 en el que Cissé (32) y Pardo (18) (como se ve en el gráfico) se volcaron más hacia el costado zurdo de la defensa, justo donde ejercía Omeruo (4) . Con el apoyo de ambos y el mayor protagonismo de los laterales y extremos para el apoyo en la salida de la pelota, Omero tuvo que arriesgar menos pases en largo y el Leganés comenzó a fraguar en lo que tanto le gusta a su técnico: un equipo con la pelota que, a través de la posesión, es peligroso como pocos.

Posiciones medias del Leganés durante la segunda parte de su partido contra el Alavés.
Ampliar
Posiciones medias del Leganés durante la segunda parte de su partido contra el Alavés.

“Estábamos lejos en la primera parte. Muy directos, balones de centrales a José, a Naim… no nos hemos puesto de verdad a jugar. Hemos corregido alguna posición en la segunda parte. El medio ha empezado a aparecer. Y así hemos engarzado más juego. Una pena porque hemos hecho una buena segunda parte”, analizó el preparador tras el partido.

Sirva como ejemplo que, mientras en la primera parte apenas tuvo la pelota en un 52%, en la segunda el Leganés disparó su posesión hasta el 74% para doblar el número de tiros (cinco frente a diez) con respecto a la primera mitad. La conclusión básica es que este Leganés está construido para tener el esférico sin arriesgar en la salida. Cuando lo hace, ni la configuración de su medular (tres jugones como Gaku, Cissé y Pardo), ni la velocidad de su zaga le permite sentirse cómodo. Más bien todo lo contrario.

Alternativas en la zaga

Para la visita a Oviedo el panorama de Idiakez cambiará. El técnico ya tendrá a su disposición a Jorge Saénz, al que le restaba un partido de sanción de la temporada pasada, y a Josema, que también puede ejercer de central zurdo o de lateral, otra posición debilitada por el caso Javi Hernández.

Alternativas que plantean un dilema paralelo: qué hacer con Nyom y Miramón, seguramente dos de los mejores zagueros de los que dispone el entrenador del Leganés y, para su desgracia, competencia en la misma posición. Salvo modificaciones de posición (Nyom de central, Miramón de extremo) la presencia de uno excluye al otro y resta competitividad a un equipo de plantilla corta y necesidades altas.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?