NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

Las Palmas

El efecto dominó de los Raúles

Las Palmas tantea la posibilidad de traer a Lizoain si consigue sacar a Fernández. Álex Domínguez, el curso pasado en el Ibiza, podría volver a salir cedido.

Las PalmasActualizado a
06/05/22 PARTIDO SEGUNDA DIVISION
UD LAS PALMAS  - MIRANDES 
RAUL LIZOAIN
CARLOS DIAZ RECIODiarioAS

De un tiempo a esta parte, la Unión Deportiva Las Palmas vive inmersa en su particular y continua ‘Operación Retorno’, acaparando de nuevo la atención de futbolistas, especialmente canteranos, que en su día vistieron la camiseta amarilla. Sucedió hace unos años con Aythami, Momo o Nauzet Alemán, pilares del último ascenso a Primera. También lo fue Jonathan Viera, cuyo rendimiento habla por sí solo. Otros, como Vitolo, que negocia su tercera etapa en el primer equipo del club, no tuvieron tanta suerte.

El siguiente en dar el paso podría ser Raúl Lizoain, que cumple cinco años ganándose el jornal fuera de Gran Canaria. Así, según ha podido saber Diario AS, ambas partes han dado ya los primeros pasos para que el portero regrese a su club de origen. En cualquier caso, debe producirse un particular efecto dominó.

Ocurre que Las Palmas tienen en nómina, ahora mismo, a tres porteros: Raúl Fernández, Álex Domínguez y Álvaro Valles. Este último es, en teoría, intocable: acaba de renovar por dos temporadas y es el predilecto de García Pimienta. Su titularidad, ahora mismo, no se discute. La situación de los otros dos es una incógnita. Así, los despachos de la UD trabajan en darle salida a Raúl Fernández, al que le queda un año de contrato y que vería con buenos ojos su marcha de la entidad ante la pérdida de protagonismo. Si el club consiguiera rescindir al portero vasco se afanaría en la contratación de Raúl Lizoain, que se encuentra estos días en Gran Canaria preparándose para la próxima temporada, muy cercana la posibilidad de que la empiece el 11 de julio en la Ciudad Deportiva de Barranco Seco.

Quedaría pendiente de resolver, si se produjera el movimiento antes descrito, la situación de Domínguez. Tras su decepcionante temporada de cesión en el Ibiza, donde apenas logró jugar 10 partidos, debe volver a Las Palmas, con la que le ata un contrato hasta 2024. El futbolista fue claro ayer. “Vuelvo para luchar por el puesto. El club me dice que cuenta conmigo”, dijo en UD Radio, la emisora oficial del club. Sea como fuere, la Unión Deportiva se plantearía una nueva cesión en caso de concretarse la llegada de Raúl Lizoain.

Solidez.

Tras un ciclo sin demasiada suerte en el Alcorcón, Lizoain lleva dos años y medio de pura solidez jugando para el Mirandés. Tras jugar nueve partidos en aquel final de curso marcado por la pandemia, en las dos últimas temporadas su rendimiento y regularidad fueron al alza. Así, en la temporada 2020-21 jugó 36 partidos (35 goles encajados) y en la pasada, 39 (59 goles encajados).

A sus 31 años, parece más preparado que nunca para luchar por ser el portero titular de Las Palmas. Sigue, ahora con el efecto dominó, la operación retorno de Las Palmas. Tampoco es que le falten pretendientes. De momento, fuentes de toda solvencia confirman a AS que ya ha mantenido conversaciones, con vistas a un posible fichaje, con Eder Sarabia, entrenador del Andorra, con el que ya coincidiera en Las Palmas cuando este era segundo de Quique Setién.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?