NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

MÁLAGA-GRANADA

Aprobados y suspensos del Granada: Callejón salva un punto pero sigue la mala racha

El Granada no vence a domicilio desde el 14 de agosto, en el que fue su único triunfo visitante esta campaña. Solo suma 6 puntos de 30 posibles lejos de Los Cármenes.

Actualizado a
El Granada durante el partido.
MARIANO POZODiarioAS

Raúl Fernández: regresaba después de cumplir sanción y se volvió a mostrar seguro, si bien no pudo hacer nada ante el golazo de Rubén Castro, que entró por la mismísima escuadra. Las dos ocasiones malaguistas que tuvo antes del tanto local las atajó con solvencia.

Ricard Sánchez: como siempre estuvo más presente en tareas ofensivas que defensivas. Vio pronto la amarilla por un agarrón a Fomba y le lastró. De hecho, fue sustituido en el 64′. Tuvo dos acercamientos peligrosos. En el primero su centro lo paró Yáñez sin problemas y en el segundo su disparo, después de una buena jugada colectiva nazarí, se marchó muy alto.

Miguel Rubio: buen partido el del central, que como suele ser habitual en él estuvo sobrio al cruce y ganó la mayoría de los balones aéreos. No creó peligro en el balón parado cuando tocaba buscar la portería del Málaga.

Ignasi Miquel: como su compañero Miguel Rubio dominó el juego aéreo y sí generó peligro en la meta contraria. De hecho, gozó de un cabezazo que se marchó desviado en el minuto 33′. No estuvo tan acertado en el pase largo como en otros encuentros.

Neva: el lateral no fue tan determinante en ataque con en otros partidos, aunque buscó su centros, quizá en ocasiones con demasiada rapidez. En defensa cumplió, como siempre. Un seguro en el lateral que poco a poco recupera su nivel y al que hay que pedirle poco a poco algo más en ataque.

Melendo: fue de menos a más, hasta que fue sustituido en el 64′. Empezó desde la banda derecha, pero con el paso de los minutos gozó de libertad para moverse por toda la movilidad. Entonces se convirtió en el director de orquesta nazarí. Encontró a Molina en un pase al hueco medido y asistió a Callejón en el único tanto del Granada. Se marchó muy cansado.

Petrovic: hace un trabajo que no brilla, pero necesario. Eso sí, le falta dar un paso adelante con el balón en lo pies. Fue el pivote más defensivo y apenas perdió el sitio.

Messeguer: mucho esfuerzo y músculo para la medular, activo en la presión y ofreciéndose en la salida de la pelota. SIn embargo, no brilló a la hora de la creación y el juego rápido de bandas del Granada le hace intervenir poco en ataque. Vio una amarilla en el 76′.

Callejón: otro buen partido el del motrileño por calidad, trabajo y ese gol que da un punto al conjunto nazarí. Antes de empatar el encuentro con un rápido derechazo, probó a Yáñez desde fuera del área. Comenzó en izquierda pero buscaba siempre el medio para darle el carril a Neva. Antes del final del choque y de ser sustituido por Arezo se encontró con el larguero un lanzamiento de falta directa.

Uzuni: el albanés y máximo goleador de la liga estuvo en todas, aunque no se mostró afortunado de cara a gol. Hizo buen tandem con Jorge Molina, sobre todo al inicio del partido, pero no fue su noche. Falló un cabezazo en el 12′, un control que le dificultó el tiro poco después y no acertó en otra combinación con Molina. Con el paso de los minutos fue perdiendo protagonismo aunque nunca le faltó trabajo. Fue sustituido en el tramo final por Soro.

Jorge Molina: buena pareja de ataque con Uzuni pero, al igual que el albanés, no tuvo su noche de cara a gol. Tuvo tres más o menos claras que no encontraron premio. En la primera su disparo lo sacó la zaga, en la segunda no acertó en el mano a mano y en el tercero Yáñez sacó su zurdazo. En el 72′ fue cambiado por Perea.

Banquillo:

Quini: saltó al césped en el 64′ poco después del empate para darle aire fresco a la banda derecha. Apenas se sumó al ataque y tuvo un error en salida de balón que dio un susto a la zaga.

Bryan Zaragoza: también entró en el 64′ y se situó en la banda derecha. No fue el revulsivo que buscaba Paco López pero siempre que tiene la pelota parece que puede pasar algo. Puso un buen par de centros laterales.

Perea: tuvo 20 minutos y jugó como enganche. Generó cierto peligró y forzó una amarilla en un contragolpe. Apenas tuvo tiempo para nada.

Arezo: saltó en el 91′ y no tuvo tiempo para nada.

Soro: entró también en el 91′ y, como Arezo, no pudo hacer nada salvo un cabezado en el descuento que paró el meta.

Paco López: el técnico repitió el mismo once que ganó al Alavés pero con la vuelta de Raúl Fernández. Debió pensar que lo que funciona no se toca, y de inicio pareció salirle bien. Porque el Granada dominó los primeros minutos y tuvo ocasiones para adelantarse en el marcador, pero no se mostró afortundado de cara a gol. Volvió a confiar el ataque a Molina y Uzuni, dos delanteros que se complementan y que hacen buenas migas. Tras el empate de Callejón movió ficha. Quitó a Ricard, ya con amarilla y dio entrada a Quini. También buscó el uno contra uno de Bryan Zaragoza por el juego de toque de Melendo, y no encontró su premio. Arrastra la maldición de visitante de este Granada, que solo ha sumado seis puntos de 30 posibles y no gana desde el 14 de agosto frente al Ibiza. Otra vez mostró el conjunto nazarí su rostro de Mr. Hyde...

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?