NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

LAS PALMAS

Amagar con la izquierda y pegar con la derecha

Los de García Pimienta sacudieron el árbol del Tenerife por un lado y recogieron la fruta por el opuesto.

Actualizado a
26/11/22  PARTIDO SEGUNDA DIVISION 
LAS PALMAS -  TENERIFE
JONATHAN VIERA
CARLOS DIAZ RECIODiarioAS

Abrió fuego Las Palmas por la izquierda ante el Tenerife. Sergi Cardona se alongaba a la ventana con mayor cotidianidad que en partidos anteriores y por allí andaban Moleiro y Viera para darle la bienvenida garabateando jugadas hacia dentro con el apoyo externo del lateral catalán con el otro Cardona, Marc, merodeando la zona.

Fue tal la sobrecarga por aquel lado que uno de cada dos ataques de Las Palmas sucedía por el carril del tres. Ya fuera por hallazgo de una debilidad blanquiazul o por trabajo de orfebrería para abrir un butrón, lo cierto es que la propensión hacia aquella zona fue enorme. Mientras, la columna central y derecha se repartían la otra mitad de las jugadas esperando pacientes de su momento.

Cuando el ataque cambiaba de lado, se podía vislumbrar una incipiente colaboración entre Loiodice y Pejiño, hasta el momento casi inédita durante los primeros 20 minutos. Dos zurdos por la derecha a modo de alfiles teniendo en la cabeza la diagonal hacía la puerta de Soriano con la vigilancia de Álex Suárez como bombero con la manguera preparada por si se desataba un fuego.

La partida estaba planteada por García Pimienta, con varias soluciones. La que dio los primeros resultados, agitar el árbol por la izquierda con las cabezas de cartel, Viera y Moleiro, mientras que la espalda de la zaga blanquiazul esperaban a que la corriente le llevara los salmones a Loiodice y a Pejiño que afilaban sus garras al borde del río.

Hubo un aviso inicial en el minuto 15 para no ser llamado traidor, Pejiño lanzó centrado desde la frontal a pase de Moleiro. El tinerfeño arrancó por la derecha desde la medular y buscó la calle del medio para encontrar al gaditano con el lenguaje corporal de quien está deseando que le llegue el turno para pegarle a puerta.

Poco más de 20 minutos después, Viera agarraba la pelota y la llevaba al rincón favorito, para que los Cardonas se la intercambiaran mientras avanzaban hacia la portería, con Moleiro como distracción. Desde el vértice del área Sergi encontraba a Loiodice, quien con una pisada hacia su espalda encontraba a Pejiño con el rifle apunto.

Las Palmas por fin alcanzaba el tesoro después de abrir una fuga por el lado izquierdo del Tenerife. Y por allí siguió insistiendo aunque los otros dos goles culminarían igualmente desde el lado derecho. Confirmando que a Las Palmas se le dio bien aquello de amagar con la izquierda y pegar con la derecha.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?