NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

SEVILLA

Una defensa que encaja más del doble y un ataque aún más romo

El Sevilla ha marcado once goles menos que la pasada temporada a estas alturas, habiendo recibido 34 goles por los 15 de hace un año

Actualizado a
Decepción sevillista. 
SEVILLA - ATLETICO DE MADRID 
TRISTEZA
TONI RODRIGUEZDiarioAS

Para que un equipo pase de ser uno de los candidatos al título a estar metido en la pelea por la salvación debe empeorar muchísimo de un año para otro. Y eso es exactamente lo que le ha pasado a un Sevilla en el que todos sus males salen a la luz simplemente comparando el rendimiento goleador tanto en ataque como en defensa.

El Sevilla ha jugado 21 partidos oficiales esta temporada, en los que ha visto puerta en 20 ocasiones, por lo que no llega ni al gol por encuentro. La comparativa en el mismo periodo de la temporada pasada, donde ya se veía que la pólvora comenzaba a escasear, arroja el dato de que se han marcado once goles menos, puesto que entonces se sumaban 31.

Pero la debacle absoluta se ha producido en un sistema defensivo que había sido santo y seña de los de Nervión en los últimos tiempos. Lógicamente, las bajas de Diego Carlos y Koundé deben notarse por fuerza, pero las ventas de los dos centrales estaban más que previstas y hubo tiempo de sobra para intentar que no se notaran tanto. Porque el Sevilla ha encajado más del doble de goles que hace un año. Si la temporada pasada la portería sevillista sólo había sido batida en 15 ocasiones, este curso han sido 34 las ocasiones en las que Bono o Dmitrovic han tenido que recoger el balón del fondo de las redes.

Este problema es el principal que se pretende solucionar en un mercado invernal que se espera con ansias. Pero la presión es mucha y el margen de error, mínimo.