NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Nuevo rol para Hazard

En el cuerpo técnico del Madrid planean probar al belga como falso ‘9′ cuando Benzema descanse. El Mundial abre un abanico de oportunidades en forma de rotaciones.

Actualizado a

Eden Hazard empieza de cero en el Real Madrid. Sin dolores, sin placa de titanio, con mucha ilusión por dejar atrás sus tres primeras temporadas llenas de sinsabores y con nuevos retos personales por delante. Uno se lo marca las estrecheces de un calendario condicionado por un Mundial en noviembre y la necesidad de gestionar esfuerzos en la plantilla. Carlo Ancelotti es consciente de que tendrá que ser cuidadoso con Karim Benzema, que en diciembre cumplirá 35 años y a su habitual carga de minutos (3.919′ el curso pasado) suma la cita qatarí que parte la temporada. En ese contexto aparece el atacante belga, a quien le aguarda un nuevo rol en la 2022-23.

El cuerpo técnico blanco, según ha podido saber AS, ve en Hazard una posibilidad para dar respiros puntuales a Karim. Ancelotti quiere valorar sus opciones de crecimiento dentro del equipo, ahora que está liberado de lastres físicos y mentales. En marzo se retiró la placa de osteosíntesis que tenía insertada en el peroné derecho que tanto le atormentaba y en Cibeles, en plena euforia durante la celebración de la Decimocuarta, hizo una declaración de intenciones: “Han sido tres años con lesiones, muchas cosas... Pero el próximo voy a darlo todo por vosotros”. Tiene confianza en recuperar el brillo. “Siempre lo he dicho, voy a volver a ser el que era”, dijo tras su gran partido con Bélgica ante Polonia durante el reciente parón. Ancelotti recoge el guante.

Una puerta se cierra y otra se abre

Las banda izquierda, la natural de Hazard, es ahora propiedad Vinicius. El brasileño se la ganó a pulso el curso pasado (22 goles, 16 asistencias y cuatro penaltis forzados). La derecha, tras su final de curso desatado, lleva el nombre de Rodrygo, mientras se resuelve el ‘caso Asensio’ y con la inestimable aportación de Valverde. Ello deja un minutaje limitado como acompañante de Benzema, de ahí que Ancelotti tenga en mente utilizar a Eden en esa posición, como falso 9. El delantero suplente será Borja Mayoral, pero en una temporada más larga de lo habitual será necesario vigilar cualquier exceso. El Madrid es otro sin el francés y controlar cualquier sobrecarga será fundamental para evitar contratiempos. Así, de paso, Hazard podrá añadir una dimensión a su juego que le abrirá más puertas hacia la búsqueda de continuidad y regularidad.

Jugar en punta no es algo novedoso para el de La Louviére. Se sentó en la mesa de los mejores del mundo, esa que le abrió las puertas del Bernabéu, gracias a su rendimiento como extremo izquierdo. Pero hasta en 30 partidos (con 9 tantos y 8 asistencias) ha desempeñado labores de delantero, según datos de Transfermarkt. En el equipo blanco, 15 minutos: 8′ ante el Alavés en la jornada 35 del año de su llegada y otros 7′ frente al Rayo, en la 13 del curso pasado. Sin embargo, en el Chelsea trufó apariciones relativamente recurrentes, especialmente en sus dos últimas temporadas en Londres. 20 partidos (de los 26 que jugó arriba como blue) entre 2017 y 2019, con un saldo de 8 goles y 6 pases definitivos en 1.749 minutos. Es decir, participó en un tanto cada 124,9 minutos. Nada mal para no ser especialista.

Y es que, sus aptitudes futbolísticas tienden a llevarle al centro del ataque, donde se desarrolla la acción, aunque casi toda su carrera haya partido desde la izquierda. Su bajo centro de gravedad le convierte en fenomenal protector de balón, algo que le facilita el regate en corto, el desequilibrio y que le hace ser un quebradero de cabeza para el rival. Sin tener en cuenta a canteranos con apariciones fugaces, ha sido el futbolista blanco que más faltas ha sufrido por cada 90 minutos (3.63), por delante de Camavinga (2.28) y Vinicius (2.25). Sin ese miedo recurrente al contacto que iba de la mano de la placa del tobillo, ese filo se debe potenciar. El Hazard irreverente del Chelsea ansía volver y Ancelotti le abre la puerta, añadiendo este nuevo rol a la ecuación.

Hazard busca recuperar esta imagen triunfante de manera recurrente.
Ampliar
Hazard busca recuperar esta imagen triunfante de manera recurrente.Chris Brunskill/FantasistaGetty Images

Además, hay otro factor que invita al optimismo. En una predicción realizada por Olocip, empresa que aplica la inteligencia artificial al fútbol, a diez meses vista en un Real Madrid con Ancelotti como técnico, el Hazard delantero tendría un gran impacto en el equipo. Sus acciones generarían 0,35 tantos por partido a favor del club blanco. Es decir, un tanto cada 257 minutos más de los esperados. Benzema, en una predicción similar, necesitaría 237 (0,38 por partido) y mejora ampliamente a Mariano y Jovic. El juego madridista sería más fluido, según la IA, puesto que la mayor mejora del equipo vendría en construcción de juego. Con Bélgica ya mostró brotes verdes en junio, con un fútbol vertical y atrevido. Veremos si añadir un registro posicional más para ganar continuidad ayuda a que Hazard germine finalmente con la elástica madridista.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?