NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

“No era un equipo, era una película con Beckham, Raúl, Ronaldo, Zidane, Figo y los dos cambios Morientes y Owen”

Sacchi, exdirector deportivo del Real Madrid entre 2004 y 2005, recuerda la era de Los Galácticos en la Gazzetta dello Sport.

Actualizado a
Raúl, Zidane, Figo, Ronaldo, Beckham

Arrigo Sacchi nunca fue un futbolista prominente, no llegó a profesional, pero entendió el fútbol como pocos. Durante su etapa como entrenador se coronó dos veces campeón de Europa con un Milán histórico que formaba con un 4-4-2 con leyendas como Baresi, Maldini, Rijkaard, Ancelotti, Gullit o Van Basten.

Este innovó en la pizarra y se ganó un lugar indiscutible en la historia del fútbol también quedando subcampeón del mundo. En esta historia también tiene su hueco la ciudad de Madrid. A la capital entró por el Vicente Calderón, donde permaneció una temporada como entrenador, pero luego regresó al Bernabéu.

En diciembre de 2004, en plena era de los Galácticos, el italiano firmó como director deportivo del Real Madrid. Duró un año, pero la experiencia para él quedó dentro de su memoria como reconoce en una entrevista en la Gazzetta dello Sport.

Preguntado por el posible funcionamiento de un tridente de ataque en el Inter formado por Lautaro Martínez, Romelu Lukaku, que trabaja en su regreso desde el Chelsea, y Dybala, que podría firmar tras acabar su contrato en la Juventus, el entrenador de Fusignano no dudó en hacer un símil con su etapa en el Real Madrid.

“Siempre he pensado que los equipos no se hacen con cromos. Estaba en el Real Madrid como director deportivo en la 2004-05 y me pidieron que fuera entrenador. ¿Sabes cuál era el ataque? Te lo diré: Beckham, Raúl, Ronaldo, Zidane y Figo. En el banquillo, los dos primeros suplentes eran Morientes y Owen. No era un equipo, era una película. Pero faltaba la trama”, asegura Sacchi recordando uno por uno a todos los Galácticos que alineaba por entonces el Real Madrid.

Este reconoce que ante tal ofrecimiento y viendo la falta de equilibrio que había en la plantilla, tuvo que negarse a aceptar el puesto de entrenador ante el presidente, Florentino Pérez. “Así que le di las gracias al presidente, pero me negué. Para proteger la defensa habríamos necesitado dos centrales con chalecos antibalas. Los equipos siempre necesitan equilibrio”, añadía.

Un modelo bajo la lupa de Sacchi

El italiano analiza en el resto de la entrevista a varios equipos que usan tres atacantes y pasa bajo la lupa al City de Guardiola, al Liverpool o al PSG. “No he dicho que sea imposible, sino que es muy difícil. El City, por ejemplo, tiene grandes campeones y, sin embargo, como han perdido parte de su espíritu de sacrificio, empiezan a tener problemas. El Liverpool se mueve como una orquesta, es cierto, pero tiene gente muy rápida y hábil en los movimientos sin balón. El PSG, que tiene un tridente al estilo de Hollywood con Neymar, Mbappé y Messi, aparte del campeonato de Francia, ¿qué ha ganado? El fútbol, no me cansaré de repetirlo, es un deporte de equipo que no puede interpretarse como un deporte individual. Además, el Inter, para poder apoyar a esos tres, tendría que cambiar de sistema: ahora alinean a tres defensas centrales, habría que pasar a dos, pues de lo contrario uno de los tres delanteros tendría que jugar también como centrocampista cuando no tuvieran el balón”, asegura.

Aún así, reconoce que no es contrario a cualquier solución, aunque la vea complicada. “Por Dios, yo no rechazo ninguna idea. Si consiguen que jueguen los tres juntos y obtener resultados, ¡chapeau! Me alegraría por ellos y también por mí, que así aprendería algo nuevo”, sentencia.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?