NewslettersRegístrateAPP
españaESPAÑAargentinaARGENTINAchileCHILEcolombiaCOLOMBIAusaUSAméxicoMÉXICOperúPERÚusa latinoUSA LATINOaméricaAMÉRICA

REAL MADRID

Militao vuelve a sus orígenes

El central brasileño disfrutó de un viaje a su Sertaozinho natal para beber de sus raíces: “Recargo energías para los próximos desafíos”. Siempre orgulloso de su familia...

Actualizado a
Militao vuelve a sus orígenes

Militao ha sido una de las grandes noticias de este Real Madrid doble campeón de Liga y Champions. El brasileño, gran pilar de la defensa de Carlo Ancelotti, ha hecho olvidar las salidas de la plantilla de Varane y Ramos a las primeras de cambio. El mismo fichaje de Militao fue algo muy especial, pues en su momento (el verano de 2019), fue el defensa más caro en la historia del Madrid, que pagó 50 millones de euros al Oporto. Antes, Mendy llegó por 48 millones, y Pepe, Danilo y Coentrao por 30. Pero a estas alturas Militao ya le ha salido barato al club blanco. La web especializada Transfermarkt le da un valor de mercado de 60 millones de euros, el cuarto brasileño con mejor cotización detrás de Vinicius, Neymar y Marquinhos, y subiendo como la espuma.

A pesar de todo, Militao sigue teniendo los pies en el suelo. Pronto será padre y ha decidido tener unas vacaciones muy tranquilas después de una temporada cargada de éxitos. Primero estuvo pasando unos días en Ibiza. Después cruzó el charco para asistir, en Miami, al partido de leyendas que organizaron Ronaldinho y Roberto Carlos. Y de ahí fue a Brasil, donde ha estado disfrutando de unos días muy íntimos junto a su familia.

Militao, junto a su hermano mayor, su hermana pequeña y sus padres.
Ampliar
Militao, junto a su hermano mayor, su hermana pequeña y sus padres.

Militao responde a ese prototipo de jugador que creció en un ambiente muy futbolero, pues su padre, Valdo, también fue estrella de este deporte. Jugó en un Corinthians muy recordado junto a Rivaldo, en el que consiguió ganar títulos importantes jugando como lateral. Fue él, Valdo, quien metió a su hijo el gusanillo de este deporte.

Lejos de huir de sus orígenes, incluso de los más humildes de su familia, Militao se muestra muy orgulloso de ellos. Por eso ha colgado en sus redes sociales varias imágenes en las que aparece disfrutando de sus familiares más cercanos, un domingo cualquiera, en una zona del interior de Sao Paulo, Sertaozinho, de donde es él. “Domingo de junio en familia, en estas vacaciones brasileñas que me han permitido redescubrir mis raíces y cargar energías para los próximos desafíos profesionales que se avecinan!”, escribió el jugador del Madrid, muy sincero y orgulloso.

Cuentan los que le conocen que de pequeño Militao estaba más interesado en otras actividades más que en el fútbol. Tremendamente tímido en su infancia, le encantaba volar cometas, de ahí que le apodaran ‘el niño de la cometa’, y montar en bicicleta. Y fue precisamente su padre el que le propuso que probara con el fútbol y le alistó en una importante escuela, “Proyecto camisa 10″. Fue una gran idea porque las cualidades de Militao para este deporte (comenzó jugando de delantero y fue así como se dio a conocer) son excepcionales. A partir de ahí su ascenso fue meteórico: Sao Paulo, Oporto, Selección de Brasil y Real Madrid. Ahora es el central del momento y está muy cerca de firmar un nuevo contrato con el equipo blanco, en el que, a buen seguro, marcará una época.

Normas

Para poder comentar debes estar registrado y haber iniciado sesión. ¿Olvidaste la contraseña?